El chuzador Juan Carlos Madero, jefe de la banda criminal que adelantaba interceptaciones ilegales, ante los jueces de la República ratificó que él, por orden del corrupto senador santista, Armando Benedetti, adelantó seguimientos contra el abogado Jaime Lombana, su hijo menor de edad y contra el exfiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, y su esposa. 

Esta declaración no deja espacio para las dudas: Madero, quien públicamente ofreció excusas por los delitos cometidos, era un subalterno de Benedetti.

Es lamentable que la corte suprema de justicia, siga engavetando las investigaciones contra Benedetti, involucrado en los más graves casos de corrupción de la historia reciente del país. 

Ahora, Madero ha dicho, sin que le tiemble la voz que “reitero que el senador Armando Benedetti, me solicitó personalmente realizar acciones específicas que pretendían vulnerar la privacidad y dañar la imagen pública de las personas anteriormente mencionadas”. El confeso chuzador, se refería al jurista Lombana y al exfiscal Martínez Neira. 

Audio de la confesión de Juan Carlos Madero

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el doctor Jaime Lombana  Villalba aseguró que “se ha confirmado una vez más la participación criminal en un concierto para delinquir del senador Benedetti en mi contra, precisamente porque yo he denunciado su participación en actos de corrupción como Fiduprevisor. Es frustrante ver cómo al senador Benedetti no le pasa absolutamente nada en Colombia; se amolda y se cambia de color. Ahora está de mejor amigo del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, después de todo lo que ha dicho de él”.

¿Qué espera la justicia para actuar en contra de Benedetti? Desde hace más de 3 años, la corte suprema de justicia tiene en sus manos las evidencias de la participación de ese congresista en el saqueo a la educación en el departamento de Córdoba. Igualmente, se ha documentado su intervención en la trama de corrupción de Odebrecht, como miembro del denominado “grupo bulldozer”, que hoy tiene tras las rejas a los exsenadores Antonio Guerra y Plinio Olano. 

La delación de Juan Carlos Madero es contundente. Se trata de un testigo que goza de la más amplia credibilidad, pues todo lo que ha confesado ha ido acompañado de pruebas que ratifican la veracidad de su decir. 

En este momento, cuando la credibilidad de la corte suprema es cuestionada como consecuencia de la corrupción incrustada en ese alto tribunal, el país espera que se envíe un mensaje contundente frente al rechazo generalizado hacia la corrupción. Y si en Colombia hay un político que acumule todos los vicios, ese es el senador santista, Armando Benedetti Villaneda. 

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 23 de 2019