Duque 7.569.693, Petro 4.851.254, Fajardo 4.589.696, Vargas 1.407.840, De la Calle 399.180, Trujillo 75.614, Blanco 60.312

Diferencia entre Duque y Petro 2.718.439

Supongamos que los votos de Fajardo se dividen en partes iguales para Duque y Petro 2,294.848

Duque quedaría con 9.864.541 y Petro con 7.146.102. Sin embargo, pongamos que solo una tercera parte de los votos van para Duque 1.529.898 + 7.569.693 = 9.099.591, más los votos de Vargas = 10.507.431

Ahora, supongamos que Petro adquiere dos tercios de los votos de Fajardo 7.911.050 y sumando los votos de De la Calle 8.310.230 pero pongámosle también los votos de Trujillo y los votos en blanco. Da un total de 8.446.156 votos.

El próximo presidente de Colombia se llama Iván Duque.

Llega una Colombia sin espejo retrovisor, un hombre que une y representa la fuerza de la juventud.

Mi consejo para los que votaron por Fajardo, nunca vi a Duque atacar a Fajardo ni a ninguno. Tienen estos días para analizar a la persona, sus propuestas. No miren el entorno, miren a la persona. ¿Seguimos llamados acaso a seguir divididos como Nación? No lo creo. Es hora del cambio y la juventud, representa eso.

Conozco a Iván y sé que es un hombre decente que quiere una transformación real. Está determinado en erradicar la corrupción; muchos creen que llegan en paracaídas de forma oportunista a la campaña, bienvenidos sean pero que no crean que, por ello, van a obtener rebaja de penas, o puestos burocráticos.

Iván y la campaña, buscamos los votos de la opinión, la maquinaria no suma, resta. Que el compromiso sea con el ciudadano que quiere un cambio, así lo entiende Iván y los que estamos empujando este proyecto. Rogaba a Dios para que saliera elegido en una primera vuelta, para que no llegaran las maquinarias a tratar de manipular votos por compromisos y que sorpresa me llevo, al ver la estruendosa aplanada que hizo la ciudadanía a la politiquería. Nosotros, queremos el voto limpio del ciudadano para poder llevarle un gobierno decente. Para trabajar por usted.

Esta semana estuve en la sede de la campaña de Iván Duque hablando con el gerente. Conocí la manipulación mediática que puede hacer Petro en redes y planteé una propuesta para mitigar el daño que trataran de hacer. Fue rechazada por Luigui Echeverry. No voy a entrar en detalles, pero salí desinflada porque mi plan, no fue tenido en cuenta. La respuesta del gerente me bajó, pero con el paso de estos tres días, todo cobra sentido: “Leszli, yo quiero que la campaña de Iván, sea una campaña de soluciones y no agresiones, dediquémonos a mostrar quién es Iván, no perdamos tiempo en contar quién es Petro, él se muestra como tal. Nosotros debemos, reconciliar al país, la gente no quiere más polarización. Si hemos de ganar, será de forma limpia, sin ataques, como lo hemos venido haciendo”

Gracias Luigui por la lección, tienes toda la razón.

PD.

La Naturaleza nos demuestra que no valen expertos en ingeniería, que no valen cálculos ni algoritmos de versados en diseño, cuando ella habla, se impone y cambia todo. Somos soberbios al pretender manipularla. La fuerza de una montaña, el curso de un rio, está por encima de todo pronóstico. Somos papeletas al viento y retar su fuerza, nos deja en ridículo y ad portas de una catástrofe. ¿Quién tiene la culpa de Hidroituango? Seguramente existen muchos responsables, quizás, alguien terminará en prisión, porque insistiremos en sentirnos superiores a la fuerza de la Naturaleza y creemos que “alguien” es culpable.

Felicito a las mentes que trataron de desarrollar este mega proyecto que hoy nos juega en contra. Ojalá, tengamos elecciones en la fecha prevista, pero ver a esa montaña resabiada, altiva, cobrar su manipulación de paisaje, me hacen dudar.

Dios proteja a todas las vidas que van a lo largo del curso del rio. Vidas humanas y animales.

@LeszliKalli

Publicado: mayo 31 de 2018