Parece que en este país la única opción que tienen los colombianos para que el gobierno de Juan Manuel Santos les preste atención, es empuñando las armas y cometiendo las peores atrocidades que cualquiera pueda llegarse a imaginar.

Corolario de lo anterior es lo que hoy se vive en Colombia, mientras el presidente es benevolente con los mayores criminales de la historia, se hace el de rogar, se porta intolerante y hasta de forma despótica con los trabajadores honestos que le dan progreso a la nación.

Se volvió una constante ver abarrotada la plaza de Bolívar con multitudinarias manifestaciones en contra de las políticas de la administración Santos, como ya lo hemos dicho en escritos anteriores este es el gobierno de las promesas incumplidas, veamos algunas de las razones por las cuales los colombianos optan por arrojarse a las calles y exigirle al gobierno que deje de mirar para otro lado como si la cosa no fuese con éste.

La seguridad hecha un caos, parece una quimera la noticia de que a un General de la Policía le hurtaron su vehículo hace unos pocos días -si eso le pasa a un general imagínese el riesgo en el que nos encontramos los demás-, ni que decir de la paz pistola de los narco-terroristas que mantienen con zozobra a nuestros uniformados.

La salud es un padecimiento de la inmensa mayoría de los colombianos, en este país es peor una enfermedad que un delito, se sufre menos con la pena que con los dolores que se soportan como consecuencia de la grave crisis del sistema de salud, y si no nos creen salgan mañana a pedir una cita medica y verán que se encuentra con filas inagotables para que luego de una maratónica jornada ustedes terminen meramente con una tableta de ibuprofeno.

El desempleo que soportan los colombianos oscila constantemente entre el ultimo de los dígitos y la combinación de los dos primeros, según cifras del DANE y habrá que decir que para su director el doctor Perfetti hacer maromas en los semáforos o vender habichuelas en esquina de la plaza de mercado es trabajo formal, no confunda trabajo digno con empleo formal doctor Perfetti.

Pero pasemos a los problemas que hoy tienen a decenas de miles de personas marchando por las principales avenidas de la capital de la República, desde lejanas partes de la geografía nacional se desplazaron docentes, trabajadores estatales y asalariados gremiales para ejercer su derecho a la sagrada protesta.

27 días cumple el paro de profesores y esos mismos días tienen los estudiantes sin asistir a las clases, ¿qué piden los docentes? entre su pliego de peticiones encontramos una nivelación salarial, con la que debemos decir que estamos de acuerdo, nuestra apuesta siempre ha sido por la educación y necesitamos que los educadores puedan tener mejores condiciones de vida para que se sigan preparando y le puedan impartir mejores enseñanzas a sus educandos, ¡acaso no comprende el gobierno que son los formadores de las generaciones futuras! Pero fuese para los guerrilleros y ahí si como correría Santos para duplicar la deuda histórica externa o malgastar la mayor bonanza petrolera en los criminales.

Jornada única escolar, propuesta hecha por el excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga con la que encontramos profundo acuerdo, nuestros niños merecen una educación de calidad, con una jornada única extendida en la que no solamente se dediquen a las ciencias aplicadas sino también al deporte, el arte, la danza y todas las actividades que existen para formar grandes hombres y mujeres, a cambio de esto nos encontramos con un sistema que durante media jornada retiene a los estudiantes y la otra media quedan amparados por su suerte, que en algunas ocasiones es la de las ollas y las pandillas cundidas por la drogadicción, el alcohol y todas las desgracias que generalmente terminan en las peores vivencias.

Paro de los trabajadores de la rama judicial, aun con un sistema de justicia tan congestionado el gobierno se da el lujo de incumplirle a los operadores judiciales. Paro del IMPEC, ni para que hablar del sistema carcelario, conocemos numerosos trabajos de grado, ponencias legislativas y cuantas otras propuestas hechas a este gobierno para hallarle alguna solución al tema, pero no ven que no son terroristas, por eso no hay que prestarles atención. Hasta los gremios que han sido tan condescendientes con el gobierno hoy tienen que salir a las calles para protestar en contra de éste.

@MiguelCetinaC

Publicado: junio 7 de 2017