El de Hyundai se ha convertido, sin duda alguna, en el pulso comercial más fuerte que se ha registrado en los últimos años en nuestro país. Desde que la marca llegó a Colombia hace más de 20 años, la agencia comercial estaba en manos del industrial Carlos Mattos hasta que la casa matriz en Corea del Sur decidió cancelar el contrato para entregárselo al Grupo El Juri, un conglomerado económico ecuatoriano que tiene el monopolio de la venta de automóviles en el vecino país.

En efecto, la familia Eljuri, de origen libanés, es la propietaria de más de 150 empresas en el Ecuador. Son los principales distribuidores de Skoda, Ford, Volkswagen, Mercedes Benz, Honda, Chevrolet y Hyundai.

Aliados de Correa y Chávez

El patriarca de la familia Eljuri fue el industrial Juan Eljuri Chica quien tuvo 5 hijos: Juan, Jorge, Henry, Olga y Gladys. Luego del fallecimiento de Eljuri Chica, su hijo mayor, Juan, asumió el control del conglomerado empresarial, poder que consolidó hace 2 años luego del fallecimiento de su hermano Jorge quien se interesaba más coleccionar piezas de arte religioso que en la expansión de sus negocios.

Entre los muchos negocios del Grupo El Juri se encuentra el Banco Del Austro, una entidad financiera fundada en 1977 por 3 poderosas familias ecuatorianas: los Mora Vásquez, los Peña Calderón y los Eljuri.

Inició sus operaciones en la ciudad de Cuenca (sur del país) y hoy cuenta con 64 agencias y sucursales en los principales centros urbanos del Ecuador.

Juan Eljuri ha sido uno de los empresarios que más apoyo le ha brindado al gobierno despótico de Rafael Correa. Desde 2010 congresistas ecuatorianos de la oposición han denunciado que Eljuri recibe un trato preferencial por parte del jefe de Gobierno.

Lo curioso es que el parlamentario que ha hecho esas acusaciones, Cléver Jiménez, ha sido perseguido por la justicia ecuatoriana. En efecto, meses después de que Jiménez denunciara que Eljuri estaba siendo beneficiado por subsidios estatales para la compra de diésel, la fiscalía de Ecuador inició una investigación contra el denunciante, señalándolo de participar en interceptaciones ilegales de los correos electrónicos personales de Rafael Correa.

En 2009, el entonces dictador venezolano Hugo Chávez decretó un bloqueo comercial a Colombia. Entre los bienes que no podían ser exportados al país bolivariano estaban los carros que fueran ensamblados o comercializados desde Colombia. Lo curioso es que paralelamente al bloqueo de que fue víctima nuestro país, Chávez suscribió un acuerdo comercial con Ecuador, abriendo la puerta para que aquel país proveyera los vehículos que antes exportaban los colombianos. Esa medida tuvo nombre propio: el grupo Eljuri, que domina el 87% del mercado automotriz ecuatoriano.

Denuncia por lavado de dinero

Hace algunos meses, circula en Ecuador una detallada investigación independiente que indicaría que los Eljuri, a través de su banco Del Austro, han participado en una sofisticada operación de lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas y de la corrupción en Venezuela a través del denominado “Sistema SUCRE”.

El SUCRE es un sistema unitario de compensación regional de pagos. Se trata de un mecanismo que sirve para la canalización de pagos internacionales resultantes de las operaciones de comercio recíproco entre los países miembros del ALBA. En resumen, el SUCRE es una suerte de moneda virtual.

De acuerdo con la denuncia conocida por LOS IRREVERENTES, entre los años 2010 y 2013 entre Ecuador y Venezuela hubo alrededor de US$1000 millones de dólares en exportaciones ficticias con las que se lavó dinero fruto de actividades de narcotráfico y corrupción administrativa en Venezuela.

Para llevar a cabo la operación, fueron creadas cientos de empresas ficticias que hacían transacciones millonarias entre bancos privados que no establecieron o no quisieron establecer los controles suficientes para detectar las irregularidades en dichas operaciones.

A través de 9 pasos (ver infografía), dinero de la comercialización de drogas ilícitas con las Farc viajaba desde Venezuela hasta Ecuador donde era “blanqueado” y después regresaba a Venezuela para finalmente ser transferido a cuentas en paraísos fiscales.

inforgrafia-lavanderia

En una operación internacional contra el lavado de dinero, al banco Del Austro ya le fueron incautados US$8.9 millones de dólares, luego que se confirmara la ilicitud del origen de ese dinero.

Nadie sabe cuál será la suerte de la marca Hyundai en Colombia por cuenta de la contención entre los Eljuri y Mattos. Lo cierto es que, en Ecuador, aquella familia es reconocida por su inconmensurable poder y capacidad de influencia frente al despótico gobierno de Correa que no ha permitido que la investigación que se adelanta contra el banco Del Austro avance y se establezcan las responsabilidades que corresponda.

@IrreverentesCol