Hace un par de días veía con gran admiración la nota “1, 2, 3” de CM& donde hablaban del supuesto favorecimiento que hacía el doctor Alejandro Ordóñez al exministro, hoy sancionado Fernando Londoño, al rebajar las penas en el nuevo código disciplinario con lo cual muchos funcionarios sancionados por corrupción se verían favorecidos. Pero esto no es así, veamos por qué.

1. El citado Artículo 270 del código disciplinario que haría una considerable rebaja en las sanciones disciplinarias a los corruptos no existe, este código llega hasta el Artículo 265

2. Si el doctor Alejandro Ordóñez hubiese querido favorecer al exministro Londoño, lo hubiese podido hacer, perdonando la sanción sin ninguna modificación al código disciplinario,  ya que su calidad como procurador le permiten hacerlo; pero él, respetó la institucionalidad y la administración de su antecesor, y decidió no hacerlo.

3. El “golazo” que el doctor Ordóñez hizo fue a los corruptos, ya que endureció las penas leves con sanciones económicas. ¿Qué peor para un corrupto que le toquen el bolsillo?

Con solo esos tres puntos ya podemos ver cómo cae la mentira “periodística” que incluso llegaron a promover otros diarios que más bien parecen pasquines nacionales, pero no les duró la dicha más de un día, ya que tuvieron que agachar la cabeza y ante las pruebas presentadas tanto por Ordóñez como por los conocedores del tema, estos medios no tuvieron más remedio que retractarse de sus infamias.

Es increíble cómo casi a diario se promueven este tipo de falacias en los más leídos medios del país, como si fuera parte de una agenda para dañar la excelente reputación con la que el exprocurador salió de su cargo. Vale la pena recordar que contó con la mejor imagen entre los funcionarios públicos, la cual ascendía a mas del 55% de aprobación.

Otra de las grandes mentiras dichas y promovidas por los medios podría ser el día de la posesión del nuevo procurador general, donde el discurso de Juan Manuel Santos, que se esperaba fuera la entrega de uno de los cargos más poderosos del país, se asemejó mas a un ring de boxeo, lleno de reproches culpas y banalidades dignas de nuestro mandatario, declaraciones en las que sostuvo que nuestro exprocurador no tenía en su agenda más que ser un mal funcionario y peor aún, nuestros medios de “información” se jactaron promoviendo esto como la gran noticia, pero de inmediato fue boicoteado por la sociedad colombiana, gracias a unas publicaciones que emitió el exprocurador donde con cifras oficiales mostraba cómo el presidente mentía.

Colombianos, no podemos seguir creyendo en los medios clientelistas y corruptos que sirven como de caja de resonancia al mandatario de turno, o en su defecto, funcionan para difamar al que vean que tiene la oportunidad real de poner en orden el país, es hora de despertar, tener discernimiento, y saber que esos medios que hoy hablan contra Ordóñez son los mismos que promovieron la candidatura de Juan Manuel Santos, los que promovieron el plebiscito y los que callan ante las injusticias que comete el gobierno nacional a diario.

@SdrodriguezT

Publicado: enero 28 de 2017