Se presentó como el candidato de la paz, tratando de sacar provecho electoral de su gestión como jefe negociador de Santos en el proceso con la banda terrorista de las Farc.

Creyó equivocadamente que los votantes del SI en el plebiscito lo elegirían presidente de la República en las elecciones de 2018. 

Emocionado por los aplausos que recibió el día de la firma del acuerdo espurio en la Cartagena, se dejó seducir por la posibilidad de ser el reemplazo de Juan Manuel Santos. No contaba con que la impopularidad del exmandatario y el repudio popular al pacto de impunidad con las Farc eran un lastre imposible de cargar.

El responsable máximo de lo que se acordó con las Farc, es Humberto De La Calle y aquello se vio reflejado en la paliza que le dieron los ciudadanos en la primera vuelta de 2018, cuando sacó 399 mil votos -el 2% del total-. 

Luego de la aplastante derrota -que terminó de sepultar su agonizante carrera política-, De La Calle, que es un hombre que posee una importante fortuna -fue, entre otros, abogado de los Nule- organizó una “vaca”, con el propósito de los ciudadanos de a pie le ayudaran a pagar las millonarias deudas de su campaña. No fueron pocos los incautos que cayeron en la trampa. 

El Consejo Nacional Electoral, máximo tribunal en asuntos relacionados con las campañas políticas, descubrió que las cuentas presentadas por De La Calle tienen serias inconsistencias, razón por la que se resolvió iniciar una investigación preliminar por el manejo irregular de $9 mil millones de pesos que el Estado le dio a la campaña, por concepto de anticipos. 

Según el magistrado investigador, las cuentas y soportes presentados por De La Calle reflejan gravísimas inconsistencias, razón por la que es menester adelantar una investigación exhaustiva.

Es preocupante que, mientras se adelantan las indagaciones preliminares, se haya desaparecido una parte muy importante del expediente. El investigador, denunció que por lo menos dos funcionarios del Consejo Electoral están involucrados en la manipulación de la investigación, sustrayendo documentos fundamentales. 

Se ha revelado que desaparecieron alrededor de 4 mil folios, razón por la que se ha solicitado que la fiscalía general de la nación investigue el hecho y esclarezca el motivo por el que, convenientemente, se perdieron parte de las pruebas que confirmarían las irregularidades cometidas por la campaña del señor Humberto De La Calle, quien al parecer abusó de los recursos que el Estado le otorgó a su fallida aspiración presidencial. 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 4 de 2020