La educación en Colombia ha sido un tema que siempre ha dado de que hablar, en muchos debates el común denominador es que en Colombia poco se ha avanzado, sin embargo a partir de esta columnas quiero demostrar que ha existido Gobiernos – sobre todo uno – comprometidos con este principal eje de la democracia.

Entre 2002 – 2010, el programa en educación denominado “La Revolución Educativa” dio muy buenos resultados en el País, el primero fue darle gratuidad 5.326.056 estudiantes en educación básica en el sector oficial entre el grado 0 a 11. Esta cifra representa el 70% de estudiantes del sector público.

La matrícula de Educación Básica y Media se incrementó en 1’3330.470 estudiantes, lo cual permitió que la cobertura aumentara en 15 puntos, pasando de 90.6% a 105.6% entre 2002 y 2010. En estudiantes que terminaron el bachillerato se logró una cifra magnífica, se pasó de 414.424 estudiantes graduados en 2002 a 691.852 en 2009.

Los logros en Educación Superior no fueron menores, la generación de nuevos cupos llegó a ser de 570.299 permitiendo una cobertura del 35.5% en 2009, cuando en 2002 se ubicaba en el 24.4%, además el 81% de dichos cupos se crearon en el sector oficial. El apoyo en Educación Superior fue evidente.

CERES: Centros Regionales de Educación Superior, fueron aquellos centros de educación que llegaban a las regiones del país con poca cobertura educativa en en nivel superior o en zonas lejanas de las ciudades principales. Los CERES funcionaban producto de alianzas entre instituciones pública, privadas y distintos sectores del país. Los CERES que nacieron entre 2002 – 2010 llegaron a a atender a 30.000 estudiantes.

ICETEX: Entre 2002 – 2010, 259.269 jóvenes se beneficiaron de créditos en el ICETEX, el cual contaba un presupuesto de 500.000 millones en 2002 a 1.5 billones en 2010. El 97% de los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 se han beneficiados de créditos a largo plazo del ICETEX, lo cual permite incluir en programas de educación a todos los colombianos que tengan interés en estudiar.

A los estudiantes con Sisbén 1 o 2 se les dieron subsidios que permitían ingresar a programas de estudio o para el sostenimiento dentro de los mismos. Dichos subsidios fueron brindados a 92.831 estudiantes y el valor que se aplicaba estaba alrededor del 25% sobre el valor del programa escogido.

PD. La próxima columna tendrá como propósito mostrar los resultados en Innovación, Competitividad y Paz, producto de avances en los programas en educación como política pública.

@NicoUCD

Publicado: febrero 17 de 2018