Llegó la hora definitiva. 36.2 millones de colombianos están convocados para elegir al próximo presidente de la República, la persona que tendrá la responsabilidad de salvar a un país agonizante, descuadernado y perfectamente inviabilizado por el saliente Juan Manuel Santos, de lejos el peor gobernante de la historia reciente.

El uribismo designó al doctor Iván Duque como su candidato. Una persona de las más altas calidades personales y profesionales. Duque es una versión actualizada de Uribe. De ser elegido, su gobierno trascenderá en la historia como en su momento sucedió con la Seguridad Democrática.

Colombia necesita a un presidente como Iván Duque. Su plan de gobierno y su coherencia ideológica, son prendas de garantía.

El uribismo ha dado muestras suficientes de fortaleza. En el plebiscito de 2016, obtuvo más de 6.4 millones de votos y en la reciente consulta interpartidista logró sumar cerca de 6 millones.

Este domingo el resultado no debe dejar espacio para las dudas: el candidato del Centro Democrático tiene todo para imponerse en la primera vuelta. Y si no logra ese objetivo, se da por descontado que obtendrá la primera votación y con ello su paso a la segunda vuelta que tendrá lugar dentro de 3 semanas.

Colombia no puede correr riesgos. La amenaza totalitarista está rondando a nuestra democracia. Gustavo Petro, exterrorista del M-19 es un enemigo declarado de la libertad, de la propiedad privada, de la libre empresa y, por supuesto, de los valores republicanos que nos han regido a lo largo de los últimos 200 años.

Permitir que un sujeto como Petro gane la presidencia se traducirá en la liquidación de nuestro Estado de Derecho. Un gobierno suyo será mucho más dañino y corrupto que la dictadura que destrozó a Venezuela.

Los más de 11 mil puestos de votación en Colombia y el exterior, estarán abiertos desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Es muy importante que los electores antes de ir a sufragar conozcan la dirección exacta de su puesto y su número de mesa, información que se puede obtener en la página de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

La candidata a la vicepresidencia por el partido verde, Claudia Nayibe López anda incitando a la comisión de delitos contra los electores, al proponer que se escondan las cédulas de los uribistas para evitar que estos puedan ejercer su derecho al voto.

Además de la sanción penal que le cabe a esa instigadora irresponsable, debe dársele una lección política votando masivamente por Iván Duque.

Al uribismo lo han querido acabar de todas las maneras posibles. A través de persecuciones judiciales, de matoneos mediáticos y con montajes urdidos por periodistas que aprovechan su poder en los medios de comunicación para prefabricar pruebas contra el presidente Uribe. Todas las tramoyas han fallado y el Centro Democrático se ha consolidado como la primera fuerza política del país.

Este 27 de mayo, con toda convicción y compromiso, hay que concurrir a las urnas para elegir a Iván Duque como el próximo presidente de la República. Y hay que hacerlo porque el país necesita con carácter de urgencia un gobernante como él para recuperar el rumbo perdido durante estos 8 años de tragedia santista.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 25 de 2018