Por estos días muchos de los colombianos se expresan como gamonales de pueblo aprovechando la situación en su oposición al gobierno y otros lo hacen para incendiar las redes sociales contra el presidente Duque, seguramente diciendo esta “nuestra oportunidad para lucirnos públicamente”. La respuesta del jefe de estado siempre ha sido la sensatez, la prudencia, unidad y sobre todo las propuestas ante la crítica destructiva de la mayoría de sus opositores.

El presidente Iván Duque a los seis días de la primera presentación del virus en Colombia cerró los puertos, a los trece días cerró los aeropuertos, a los nueve días cerró los centros educativos, a los cinco días declaró la cuarentena voluntaria y a los catorce días tomó una de las decisiones más difíciles en su gobierno, pero lo hizo y fue declarar un aislamiento preventivo obligatorio en todo el territorio nacional.

Vamos a estar en una cuarentena por 3 semanas, una situación, aunque necesaria por la situación que estamos atravesando es muy difícil de tomar para una persona que esté sentada como responsable de la administración del país cuando vamos a ver la situación de las MiPymes con dificultades para pagar la nómina, a muchos colombianos sin trabajo, y la gran mayoría de nuestros connacionales que viven del día a día pasando dificultades en estos momentos para encontrar una comida. Tenemos que agregar lo distintos retos en materia sanitaria y de salud por la falta de UCI en los centros de salud, la falta de recursos en los hospitales, la falta de herramientas para los trabajadores de la salud entre muchos otros.

Ante esto el gobierno nacional ha dispuesto en el decreto de emergencia, la posibilidad de disponer recursos de diferentes fuentes del estado, para inyectárselos al sistema de salud para que pueda atender esta pandemia. Ha puesto en marcha la disposición de recursos para implementar el acuerdo de punto final.

 En estas semanas que vienen se tiene que derrotar la desinformación que muchos han generado como por ejemplo el día que muchos en redes criticaban al gobierno porque supuestamente había derogado los toques de queda, o simulacros voluntarios cuando teníamos a la mano un decreto con tan solo cinco artículos que todos podían leer, y en esta desinformación participaron varios de los medios de comunicación, y la respuesta ante todo esto por parte del Presidente de la república fue buscar a la alcaldesa y a los gobernadores para salir articulados con las medidas para afrontar esta crisis.

El presidente también ha dispuesto de recursos para atender a los más vulnerables con un giro adicional a los colombianos de familias en acción, los de jóvenes en acción y Colombia mayor, además de anticipar los giros. Para las microempresas ha dispuesto de ayudas con el sector financiero con el fin de aplazar los créditos sin ningún costo, además de crear un fondo para créditos con destinación específica para pago de nóminas, aplazando el calendario tributario para el pago de impuestos nacionales, congelando tarifas de servicios públicos, reconectando el servicio de acueducto a los deudores morosos entre muchas otras medidas que todos los días nos recuerdan los medios de comunicación y las redes sociales. Una medida muy importante es para todos esos trabajadores informales que no están en ninguno de los programas sociales del gobierno nacional, ellos van a recibir 160.000 pesos mensuales a partir de la próxima semana.

Por último, es importante recordar que la mejor medida para evitar el contagio es uno mismo y es quedándose en casa, porque de esta vamos a salir bien, pero lo logramos si estamos todos unidos.

Era necesario la sensatez de un gobernante y no las ganas del protagonismo político que muchos quieren sacar en estos momentos de crisis. Su inteligencia y medición a la hora de adoptar estas medidas pienso que nos darán una salida pronta y con menos golpes en comparación a los países de la región y del planeta.

@CIROARAMIREZ

Publicado: marzo 27 de 2020