Me pongo en los zapatos de Edward Rodríguez y se lo que sintió, el día que en el Congreso, a la comisión primera de Cámara de Representantes, se presentó el narcoterrorista de las Farc, Jesus Santrich.

Además de hacer presencia, quería el uso de la palabra para refutar a los Representantes que no aprueban la Justicia Especial para La Paz, JEP. En el justo momento en que iba a hablar, al representante Edward Rodríguez, se le rebotó su alma.

Es que no es nada fácil, ver frente a uno, sin ningún asomo de vergüenza a quien hizo parte del grupo terrorista que asesinó a su hermano. El dolor enseguida salió a flote. ¿Cómo puede ser posible que sin siquiera haber pasado por la JEP, se paseen por todo el país y en todos los escenarios, como si se hubieran robado una gallina y ya?

En varias ocasiones hemos dicho que mientras no haya justicia, verdad y reparación, las víctimas seguirán insatisfechas con esta solución que los olvida a ellos y les da primera plana a los victimarios.

Parte importante de lo que se busca con un Acuerdo de Paz es que no haya repetición. Los acuerdos de paz anteriores a este, han demostrado que la impunidad no es aceptada por las víctimas y algunas hacen uso de su propia fuerza para vengar la muerte de la persona que asesinaron y que era muy cercano a ellas.

Estos hechos lamentables muestran que no es necedad, ni terquedad del expresidente Alvaro Uribe Velez exigir que haya penas efectivas o sea que no haya impunidad. Está demostrado que la venganza existe en algunas víctimas que consideran esa es la forma de resolver su caso.

El perdón no se da por decreto ni por instrucción, el perdón sale del alma.

Tenemos que seguir luchando para que el perdón salga del alma, para que no haya impunidad, haya castigo efectivo para quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Ojalá el congreso no se equivoque y le de ese regalo que tanto merecen los Colombianos.

P.D. Lo bailao nadie me lo quita…

Sería mucho más fácil perdonar si estos narcoterroristas dejaran de burlarse de las víctimas y de los Colombianos.

@AliciaArango

Publicado: octubre 18 de 2017