En las próximas elecciones no solamente estará en juego el proceso de paz de la Habana, también nuestro modelo económico.

La última encuesta Yan Haas mostró una radiografía que debería poner a pensar a más de uno.

Con lo atomizado que se encuentra el mapa electoral colombiano para el 2018, no sorprende que ninguno de los 28 candidatos supere el 15%. Divide y reinarás, parecería ser la consigna.

El segundo dato relevante es que cuando se suman los candidatos de la izquierda, todos ellos alcanzan más del 40%. Un Sergio Fajardo, solo, por ejemplo, ganaría sobrado en primera vuelta.

Claro está, que yo no sé si Sergio Fajardo tendría impedimento para presentarse como candidato a la Presidencia de la República cuando la Contraloría de Medellín embargó sus cuentas y sus bienes. De la misma manera, después de estar sancionado por la Procuraduría General de la Nación y, si mal no estoy, también embargado, Petro Gustavo lidera la encuesta. ¿Cuál es el problema para que Fajardo sea candidato presidencial?

Teniendo en cuenta lo anterior, la pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué los colombianos se están dejando tentar por el diablo cuando el espejo de Venezuela se encuentra ahí? ¿Será que la encuesta es el fiel reflejo de lo que piensan los colombianos? ¿De verdad los colombianos quieren seguir el modelo político y económico de Venezuela cuando llegue un candidato de la izquierda al poder?

A su vez, resulta no más sorprendente e incoherente que tanto los ex ministros Juan Carlos Pinzón como Germán Vargas comiencen sus críticas a un gobierno del cual fueron arte y parte. ¿Cómo harán Vargas y Pinzón para desmarcarse de un gobierno que produjo una crisis institucional, democrática y económica de incalculables proporciones para el futuro del país ante el silencio cómplice de los dos? Cuándo ya no se pueda ocultar más la realidad que dejará el gobierno de JMS y su régimen: ¿sacaran el espejo retrovisor?

Un dato bien preocupante, para mí, consiste en ver que ninguno de los candidatos del Centro Democrático suma más de 3%. Algo está pasando para que esto se dé. ¿No será que desde el mismo Centro Democrático se han asumido posiciones incoherentes con respecto al proceso de paz?

En contraposición, el Centro Democrático como partido sería uno de los más votados. ¿Lo que indica que sus fieles seguidores votarán por el que sea, sin tener en cuenta sus posturas políticas?

Claro, que también puede suceder lo que sucedió en el plebiscito por la paz cuando todas las encuestas daban por ganador al SI y terminó ganando el NO. Es decir que puede suceder que en todas las encuestas aparezca el candidato del Centro Democrático y la alianza por debajo para que después el pueblo colombiano castigue al gobierno de JMS y su régimen incluido Germán Vargas.

Triste, muy triste y desolador ver el panorama del Partido Conservador con apenas un 3% de imagen favorable. No solamente el PC está quebrado en su moral y su doctrina y postura frente al actual gobierno de JMS y su régimen. Ahora, resulta que el partido de Caro y Cuervo se encuentra en problemas financieros. Qué tristeza ver al PC en esta situación. Con razón la joven Tania López también presentó su renuncia al PC ante la ignorancia de sus directivas. Otra joven y brillante conservadora que se va desencantada de su partido.

En las próximas elecciones no solamente estará en juego el proceso de paz de la Habana y del Colón. También, lo estará nuestro modelo económico y político tan desprestigiado por cuenta del nefasto gobierno de JMS.

Pareciera que los colombianos  están haciendo la del avestruz. Meter la cabeza en el hueco para no ver la realidad.

Colombianos: abran bien sus ojos. Bien, lo dijo el Papa Francisco. Sobre Colombia se visualizan unas tinieblas, unas nubes grises, que nos pueden llevar a la oscuridad del socialismo bolivariano del siglo XXI, así el joven periodista de la FM Radio Yamid Palacio no lo crea.

Por lo pronto, lo único que yo si tengo claro es que para las próximas elecciones del 2018 no regalaré mi voto así no más, como lo hice en el 2010 al votar ingenuamente por JMS.

Puntilla: Faltan algo más de 330 días para que se acabe el nefasto gobierno del impoluto JMS. Que pesadilla. Y lo que falta por ver…

@RaGomezMar

Publicado: septiembre 26 de 2017