Si hubo un año difícil previo a la llegada de Hitler fue el de 1923. La inflación llegó a sus niveles más altos históricos produciendo el descontento de la población. Francia ocupó la región del Ruhr. La resistencia nacionalista frente a las tropas de ocupación se acentuaba. Los social demócratas conformaron gobiernos de coalición con los comunistas. En Kurstin se presentó una intentona de golpe militar. En Baviera grupos radicales de derecha planificaban la famosa marcha de las antorchas sobre Berlín proclamando estado de emergencia.

La primera oportunidad que tuvieron los tribunales de justicia de expresar su simpatía hacia el recién fundado partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP) fue en el juicio seguido a Hitler y otros ocho nazis después del fallido “golpe de la cervecería” del 8 y 9 de noviembre de 1923.

En Abril de 1924 después de un peculiar juicio Hitler recibió la amnistía. La sentencia dictada reconoció que los acusados “en sus acciones habían sido guiados por un espíritu claramente patriótico y con las más nobles y desprendidas intenciones.” Dijo luego que: “Todos los acusados creyeron, a su mejor saber y entender, que tenían que actuar para salvar a su patria. Durante meses, incluso años, habían estado convencidos de que la traición de 1918 exigía una expiación a través de un acto de liberación.” (Muller Ingor, Los juristas del horror, 1987, Actum Caracas, Venezuela).

Al igual que Hitler, Fidel Castro también recibió una amnistía. En mayo de 1955, Díaz-Balart, se oponía a la amnistía de Castro y sus partidarios encarcelados después del ataque al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. Esta amnistía fue aprobada por casi la totalidad de la cámara. Se da el caso que Díaz-Balart, fue compañero de lucha estudiantil de Fidel y su cuñado al estar casado con su hermana Mirta Díaz-Balart.

Según Díaz Balart, Fidel Castro y su grupo declaró reiterada y airadamente, desde la cómoda cárcel en que se encuentran, que solamente saldrán de la cárcel para seguir preparando nuevos hechos violentos. Para continuar utilizando todos los medios, a la búsqueda del poder total a que aspiran. Fidel Castro y su grupo, solamente quieren una cosa: el poder, pero el poder total, que les permitan destruir definitivamente todo vestigio de constitución y de ley en Cuba para instaurar la más cruel, la más bárbara tiranía, una tiranía que enseñaría al pueblo, el verdadero significado de lo que es la tiranía. Un régimen totalitario, inescrupuloso, ladrón y asesino, que sería muy difícil derrocar, por lo menos en 20 años. 

La llegada de Fidel a La Habana se dio en un corto periodo de tiempo porque las condiciones básicas de la revolución estaban servidas en bandeja. Durante su primer año se presentó un incremento de salarios con una congelación de precios. (JMS hizo lo mismo).

Fidel creó lo que hoy se conoce como una burbuja económica generando una capacidad de consumo nunca antes vista. Como consecuencia de lo anterior,  mientras que la población cubana se encontraba eufórica por la llegada de Fidel al poder gozando de los beneficios sociales de la revolución, el aparato productivo económico se resintió.

(La economía colombiana presenta síntomas de asfixia)

Entre 1969 y 1972 Fidel declaró públicamente el carácter socialista de la revolución, así como en la república de Weimar.

Con las fuerzas democráticas cubanas divididas Fidel llegó a un acuerdo para unificarlas en un solo partido a favor de la revolución.

(En Colombia: La Unidad Nacional)

Como bien dijo Diaz Balart: Ellos no quieren paz. No quieren solución nacional de tipo alguno, no quieren democracia, ni elecciones, ni confraternidad. Fidel Castro y su grupo, solamente quieren una cosa: el poder, pero el poder total, que les permitan destruir definitivamente todo vestigio de constitución y de ley en Cuba. Al igual que Hitler o Castro, las Farc  no quieren la paz, lo que quieren es el poder para instaurar la más cruel, la más bárbara tiranía, una tiranía que enseñaría al pueblo, el verdadero significado de lo que es la tiranía. Un régimen totalitario, inescrupuloso, ladrón y asesino, que sería muy difícil derrocar, por lo menos en 20 años (Ver La amnistía a Fidel Castro).

Al 2016 en Colombia las fuerzas democráticas se encuentran divididas produciendo los primeros pasos para la amnistía para que los niños de Iván y don Timochenko obtengan la amnistía, el descontento general, el desprestigio de las instituciones, de los poderes, la economía en retroceso…

El plan se cumple a la perfección para crear las condiciones objetivas con el fin de tomarse el poder.

Cambian los tiempos, cambian los personajes, las estrategias siguen siendo las mismas.

Puntilla: ¿Se producirá en Colombia un castigo electoral igual a como se dio en Francia?

@RaGomezMar

Publicado: junio 13 de 2017