El talento -si así puede calificársele- del libretista y hoy senador, Gustavo Bolívar, se limita a la creación de historias relacionadas con la miseria humana y en las que se hace una asquerosa y deleznable apología al crimen, el narcotráfico y la prostitución.

Sin lugar a dudas, Bolívar ha sido el gran beneficiario de la explotación de la denominada “pornomiseria”. 

Gracias a las producciones de televisión que se realizaron con sus libretos, hizo algún nombre y, por supuesto, amasó un patrimonio importante, al punto que, según él, puede permitirse el privilegio de donar su salario de senador, que supera los $32 millones de pesos al mes. 

En febrero de 2018, cuando se inscribió la denominada “Lista de la Decencia” al Congreso, Bolívar anunció en su cuenta de Twitter que “Los candidatos y candidatas de Colombia Humana, ASI, MAIS y la UP Hemos (SIC) firmado el #PactoPorLaDecencia en la notaría 7 d (SIC) Btá (SIC)… Renunciamos a los privilegios de los Congresistas, porque queremos dar ejemplo de pulcritud en el ejercicio de la política. #LaDecenciaHaceHistoria”.

El congresista girardoteño, se presenta como el adalid de la transparencia y la lucha contra la corrupción. Recientemente propuso la inclusión de una papeleta en la jornada electoral del 27 de octubre, en la que se consulte a los ciudadanos si quieren eliminar el beneficio de casa por cárcel a los condenados por corrupción, obligar a que las declaraciones de renta sean públicas y bajar el sueldo de los Congresistas. 

Los parlamentarios, como todos los servidores del Estado, están obligados a presentar una “Declaración de bienes y rentas” antes de posesionarse en sus cargos. En aquel documento, que de paso sirve para determinar los casos en los que los legisladores tienen que declararse impedidos para la discusión y aprobación de determinados proyectos de ley o actos legislativos, debe incluirse la totalidad de sus propiedades y participaciones accionarias en empresas, tanto en Colombia, como en el exterior. 

Gustavo Bolívar Moreno, desde hace muchos años, tiene intereses económicos en los Estados Unidos, particularmente en Florida, estado en el que, de acuerdo con los reportes públicos, hace parte de 5 empresas. 

La primera compañía de Bolívar, está registrada con el nombre de Four Notes LLC, en la que él aparece como director, junto a Nicolás Tovar y Robert Taylor. Esa corporación de responsabilidad limitada, fue registrada el 22 de enero de 2015.

Un día después, el 23 de enero de ese año, junto a la señora Marta Johanna Nieto Granados, registró a la empresa Once Upon a Time Films, LLC.

Teniendo como socios a Fabián Ríos, David Impelluso y Luis Felipe Español, el senador Gustavo Bolívar, el 12 de diciembre de 2015, registró una nueva empresa bajo la denominación de El Tatuaje LLC.

Three Trees Films LLC, es la cuarta compañía en la que el congresista aparece registrado en condición de miembro. En esa empresa, sus socios son Luis Felipe Español Guevara y Fabián Ríos. Según el registro emanado por las autoridades que regulan la creación de corporaciones de Florida, ésta fue registrada el 16 de agosto de 2016. 

Y a finales de febrero de este año, cuando ya era senador de la República, asociado con Fernando Fonseca, Consuelo Fonseca, Luis Quevedo y Samira Candelaria, Bolívar Moreno participó en el registro de la empresa Manos Limpias USA Inc. Se trata, de acuerdo con los récords públicos, de una corporación sin ánimo de lucro que tiene el propósito de desarrollar “cualquier negocio legal”.

La condición de congresista no impide que el Senador Bolívar haga parte de sociedades en los Estados Unidos. Él puede hacer cualquier negocio y obtener ganancias de los mismos. Pero sí tiene obligación legal de reportarlos, tanto en sus declaraciones de renta en Colombia -y en los Estados Unidos- como en su reporte de bienes y rentas de los servidores públicos.

La pregunta es: ¿Cuándo Bolívar se posesionó como Senador incluyó esas empresas en su reporte? ¿Este año hizo la actualización cuando registró en Florida a la empresa Manos Limpias USA Inc?

En aras de la transparencia que tanto pregona el congresista del petrismo, urge que responda esos interrogantes, haciendo públicos los documentos que sustenten sus respuestas. Igualmente, no estaría de más que aclarara si, entre sus propiedades, también incluyó el apartamento de 130 metros cuadrados (1.379 pies cuadrados) ubicado en el noreste de Miami, en el que él aparece -junto a la señora Marta Johanna Nieto y Santiago Bolívar Carvajal- como copropietario, de acuerdo con el registro de inmuebles del condado de Miami-Dade. 

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 31 de 2019