El gobierno no teme en sacar a sus adversarios del camino por medio de las cortes, no lo permitiremos.

Como es bien sabido en Colombia contamos con 4 altas cortes, la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado y el Consejo Superior de la Judicatura, los cuales en el papel dice que deben tener una clara división con el poder ejecutivo y legislativo cosa que no pasa en el gobierno Santos.

Esta semana en un hecho bochornoso la Corte Suprema de “Justicia” decidió abrir una investigación al candidato a la presidencia Alejandro Ordóñez por presuntas irregularidades en la elección de los funcionarios de la Procuraduría.

Esta decisión se dio por una denuncia que presento el ya conocido jurista de izquierda Rodrigo Uprimny, el mismo redactor del proceso de paz y dueño de “De Justicia” ONG de izquierda, que se dedica a perseguir a los opositores del gobierno Santos, con excelentes resultados ya que cuenta con la ayuda de un sinfín de magistrados a su favor.

No sorprende que esta decisión se diera cuando su exitosa campaña sobresale, por gran mayoría, frente al resto de candidatos de la derecha y así mismo empieza a destronar a la izquierda de los primeros lugares en las encuestas.

La denuncia que reposaba en algún estante de esta alta corte, a un mes de declararse su caducidad por ausencia de pruebas y fundamento jurídico, se revivió con una investigación a Ordóñez, la cual mas que una buena actuación de la corte, fue un mensaje político con el cual querían tildarlo de corrupto.

¡Oh sorpresa! El pueblo colombiano ya no traga entero, magnifica fue la respuesta a esta decisión, cuando Colombia salió a defender al exprocurador frente a esta arbitraria actuación por parte de la corte, que sin uno tener el mayor conocimiento en este tema se veía la persecución por parte del gobierno a Ordóñez, obligando a las cortes a actuar una vez mas contra este.

Importante recordar la salida de la Procuraduría de Ordóñez mediante una nulidad por parte del Consejo de Estado impulsada por el gobierno Santos, o sea que, no es la primera vez que el gobierno recurre a este mal uso de la justicia para atacar a su adversario.

Casos como la persecución a Andrés Felipe Arias o a María del Pilar Hurtado, demuestran que, el gobierno no teme en sacar a sus adversarios del camino por medio de las cortes, pero esta vez no lo permitiremos, alzando nuestra voz contra las injusticias de las Cortesanas de Santos y evidenciando que el miedo que tiene Santos a Ordóñez es el mejor indicio que su campaña va muy bien.

@SdrodriguezT

Publicado: octubre 21 de 2017