Los últimos acontecimientos judiciales y políticos han puesto las cuentas más claras sobre el futuro de la campaña electoral del 2022, el hecho que la fiscalía haya desechado las acusaciones contra Álvaro Uribe Vélez le da libertad de moverse en la escena más fácilmente y pone en aprietos a los que lo querían ver en la lona.

Obviamente es más fácil ganar una contienda política en los estrados judiciales que el día de las elecciones donde la voluntad popular está por encima de las componendas y manipulaciones a las que nos tiene acostumbrados en los últimos años las cortes, aunque se ha desenmascarado parte del cartel de la toga, existen rezagos que pueden volver a repetir acciones funestas para nuestra democracia, juzgar con odio y resentimiento no es el camino que queremos los colombianos.

Así sigan apareciendo algunos malabaristas y saltimbanquis, los grupos políticos están prácticamente listos, por un lado la izquierda radical y populista liderada por Gustavo Petro donde terminará todo ese extremo que quiere seamos otra Venezuela; la derecha que cubre un espectro grande de partidos y movimientos afines al gobierno actual, este grupo liderado por Álvaro Uribe y el Partido Conservador entre otros que todavía no tienen claro candidato ni la manera de escogerlo ya que hay mucho cacique y poco indio, y por último los que se autodenominaron “centro” que recogen alrededor de Sergio Fajardo y la sobra de Juan Manuel Santos muchas ideologías diferentes, muchos egos y hablan de cambio reencauchando políticos de vieja data y maduros, este último recoge a figuras de izquierda como Robledo o Camilo Romero con exmiembros del partido Cambio Radical, mejor dicho un salpicón.

Todavía falta organización interna, reglas de juego, pero los caparazones son los que son, la ventaja hoy la tiene la izquierda que ya tiene al candidato Petro en el partidor, por eso las encuestas lo favorecen.

Existen unos factores determinantes en el camino a seguir y eso depende de la gestión que se logre con los mandatarios hoy a cargo de puestos determinantes, para el grupo de la derecha será determinante que al gobierno le vaya bien con la vacunación, que coja más ritmo, lleguen las dosis y podamos llegar rápido a puerto seguro, y al autodenominado centro que sus alcaldes afines de ciudades principales hagan buena gestión, cumplan con sus planes de gobierno y demuestren que saben administrar, no solo criticar y hacer oposición.

Las elecciones parlamentarias serán un termómetro importantísimo, en ellas estarán tambien muchas de las consultas interpartidistas para escogencia de candidatos, y estas se harán por primera vez mas virtuales que físicas por la pandemia, el manejo de redes sociales será fundamental para el triunfo. Otro tema relevante es el hecho de la cantidad de nuevos votantes jóvenes, que por primera vez votarán y que son el nicho a conquistar en estas elecciones, se habla de 4 millones de nuevos votantes.

El otro tema que no se puede dejar de lado es el económico, los índices de desempleo siguen altos, la reactivación económica no va al ritmo que se quiere, en ese aspecto cada vez es más importante generar alternativas y nuevas posibilidades a la ciudadanía para salir adelante y reconstruir sus ingresos.

Aunque las cartas están sobre la mesa y la campaña ya empezó de lleno, no hay nada escrito todavía, es por eso que muchos seguimos gritando al unísono #OjoConEl2022.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: marzo 15 de 2021