La Montaña es el conjunto residencial más exclusivo dentro del condominio Ruitoque Golf Country Club en donde está construyendo la nueva casa el excoronel Hugo Aguilar Naranjo, reconocido por dar de baja a Pablo Escobar en el año 93 y quién desde entonces, llegó a la política santandereana sin haber nacido en el departamento de Santander, sin embargo esta tierra lo recibió con los brazos abiertos para que se hiciera ahora acreedor, él y su circulo familiar cercano, a una de las fortunas más grandes que esta tierra, por lo menos de frente observa con asombro. Son pocas las personas en este departamento que pueden darse el lujo de construir una casa de más de 9 mil millones de pesos. Me equivoqué sobre el valor inicial cuando publiqué en redes sociales el valor de los más de mil metros cuadrados del lote y la enorme construcción que sobre este, se realiza con la licencia de construcción No. 68276-1-16-0231 de la Curaduría Urbana No. 1 de Floridablanca, a nombre de la esposa del exgobernador. Uno de los ingenieros que trabaja en la obra, me suministró la información correcta, no sin dejar de mencionar que en el año 2015 el arreglo de la piscina en donde actualmente reside el excoronel y su familia, costó 25 millones de pesos, esa propiedad igualmente supera los 3 mil millones de pesos dentro de otro conjunto llamada Peñón del Lago en el mismo condominio y de paso, me sugirió investigar otra tercera casa, en el municipio de San Gil Santander, de donde es oriunda la familia de la última esposa de Hugo Aguilar. Según informa el ingeniero que pide anonimato por temor a no perder su trabajo, dicho predio lo construyó la selecta firma JKSalcedo y también supera los mil millones de pesos.

No es delito construir estas propiedades, no es delito tener dos enormes fincas ni un Porsche y otros carros de alta gama, no es delito que todas las hermanas de la esposa del excoronel, hubieran trabajado en el sector público, por supuesto lucrándose del erario. En resumen, las cuatro hermanas Barrera Carreño, han sido ¨bendecidas¨ con sendos contratos y cargos en el sector oficial en entidades donde llegan los tentáculos del excoronel Aguilar Naranjo y sus hijos, faltando a la ética y moralidad pública sin pasar por un proceso de méritos que deben ser del arraigo de todo servidor y funcionario. Llama aún más la atención que de forma rápida, sumando todos sus ingresos ¨legales¨ durante el cuatrienio 2012-2015 no nos cuadra la caja para los Porsche, los Audi, las mansiones en Ruitoque Golf Country Club, fincas y hasta minas más un sinnúmero de activos adicionales seguramente existentes.

Lina Rocío Barrera Carreño, cuñada el excoronel, trabajó en la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) y también fue contratista en la Electrificadora de Santander y hasta Personera Municipal de Aratoca.

Almenara Barrera Carreño, se graduó en diciembre de 2016 como abogada de la Universidad Uniciencia de Bucaramanga, y figura como especialista en Derecho de Familia con experiencia como contratista en la gobernación de Santander durante el gobierno del hijo de su cuñado, Richard Aguilar Villa. Así reza la entrada en la página web de la firma de abogados para la cual trabaja con su esposo, el cuestionado ex director de la CAR (CDMB) y del cual me he referido en dos oportunidades en este portal: A una replica, unas pruebas. La señora Almenara tuvo contratos por valor de $128.950.000 durante los cuatro años de la administración de Richard Aguilar Villa, iniciando como asistente pues no tenía título universitario alguno.

Sandra Milena Barrera Carreño, otra de las cuñadas del ex coronel, el 13 de Julio de 2012, fue nombrada como Subdirectora Administrativa y Financiera de la CAS, figuraba ante el Consejo Directivo de dicha Corporación Ambiental que ha entregado licencias ambientales violando las normas vigentes para proteger el medio ambiente. Del tema, hice referencia en dos columnas para el portal Los Irreverentes: Parásitos en San Silvestre  y Señora No, ¡Doctora!

Sandra Milena figura en su perfil publico de Facebook como Registradora Municipal y casada con Nelson Ayala Pineda, quién entregó sospechosamente, más de mil millones de pesos en efectivo al excoronel Aguilar (su concuñado) para la campaña a la gobernación de Carlos Fernando Sánchez, dinero que jamás pasó por las manos del candidato ni del tesorero de la campaña debido a que Hugo Aguilar Naranjo, exigió que esos dineros los manejara un señor de apellido Valero, quien fuera Secretario de Infraestructura durante su administración, sin embargo, el dinero lo cobraron ante un juzgado administrativo, embargaron las cuentas, bienes y se presume que ese dinero no era del señor Nelson Ayala sino del propio Hugo Aguilar, debido a que cuando la letra se firmó por el monto a pagar, no figuraba registro del titular, solo apareció firmada a la hora de cobrar. El lío esta vigente y ya se compulsaron copias a la Fiscalía General de la Nación y al Consejo Nacional Electoral. Reposa el proceso en el despacho del Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bucaramanga.

Por último y de mayor relevancia, está Mónica María Barrera Carreño, casada con el excoronel pero con sociedad conyugal liquidada por conveniencia, es beneficiaria de una UTL como Asesor grado VIII de la Representante a la Cámara por Santander María Eugenia Triana Vargas, con un ingreso de más de $11 millones de pesos. Recientemente en varios medios de comunicación se mencionan activos por más de $10.000 millones, cosa que demuestra que sus 15 años de sociedad conyugal con Hugo Aguilar, dio dividendos ¡y de qué manera! Pero serán los investigadores de la Fiscalía General de la Nación quienes determinen si existe el delito de enriquecimiento ilícito por el incremento injustificado de su patrimonio propio y si hay evasión para pagar la multa de 6 mil millones de pesos que tiene el excoronel con las víctimas por paramilitarismo declarándose en estado de insubsistencia.

Ya vimos en el pasado, como un fiscal de apellido Quiñonez, durmió el proceso por enriquecimiento ilícito. La seguridad jurídica y amañada del Clan Aguilar, reposa en la alianza que se hará entre ellos y el Partido Cambio Radical.

P.D. Mañana jueves, se reúne el candidato a la presidencia German Vargas Lleras (muy amigo del Fiscal General de la Nación) con Richard Aguilar y esperamos que esta alianza no logre desviar las investigaciones y resultados que debe efectuar el propio Fiscal General y el Procurador de la Nación en aras de la mentada política de lucha contra la corrupción descarada que nos asquea a los santandereanos y a todo el país.

@LeszliKalli

Publicado: abril 26 de 2017