Ver a los cabecillas narcoterroristas departir en la Casa de Huéspedes Ilustres de mi tierra, Cartagena, me dió maluquera. Adonde ha llegado la dignidad de éste país? Como dicen en mi tierra, se están perrateando no solo las instituciones, si no, nuestros símbolos.

Para nosotros los cartageneros, la Casa de Huéspedes Ilustres, representa otra casa del gobierno de Colombia, por lo tanto, es sagrado.

No contentos con eso, traen a aplaudir a las Farc, a los expresidentes Felipe González de España y Pepe Mujica de Uruguay.

Como era de esperarse, los pusieron a dar declaraciones al final de la reunión, en la que se supone hacían una revisión al estado de la implementación.

Los dos al tiempo, hablaba uno, contestaba y aprobaba el otro. Circunscribieron buena parte de sus palabras, para criticar la posición del expresidente Álvaro Uribe. Olvidaron el pequeño detalle que mayoría de los colombianos está de acuerdo con Uribe en los temas del Acuerdo de Paz. De hecho, el NO, ganó en el plebiscito que luego fue desconocido por el gobierno, en beneficio de las Farc.

La memoria a la que aludió Felipe González, con respecto a los intentos, de hacer la paz con las Farc en el gobierno de Álvaro Uribe, le falló fue a él. Las razones de la no negociación en ese momento eran los mismos inamovibles que hoy tiene el expresidente. No impunidad para delitos de lesa humanidad, no narcotráfico, entrega de niños y de recursos. Tampoco mencionó Felipe González, que su país España, ha demostrado que jamás negociaría con el terrorismo como lo hizo Colombia, incluyendo su propio gobierno.

Pepe Mujica dijo que si el proceso de paz no sale adelante, las consecuencias en América Latina serán lamentables. ¿Es eso una amenaza de hecatombe? Le decimos a Mujica, que no hay nada que nos haga cambiar nuestras convicciones sobre lo que más le sirve a Colombia. Así mismo, está posición no es producto de la terquedad, sino del amor por los Colombianos que hoy no tienen para comer, del amor por nuestros niños en condiciones de vulnerabilidad.

La paz no se hace con deseos ni con palabras. La Paz de hace con resultados tangibles. Lo demás como lo estamos viendo en Colombia es paja.

P.D. A todas estas, ¿dónde está el gobierno? Parece que se esfumó.

@AliciaArango

Publicado: enero 10 de 2017