Al observar las pruebas exhibidas por la congresista del Centro Democrático, Margarita Restrepo, queda perfectamente claro que al fiscal general de la nación no le proveyeron la información completa sobre el caso de esa parlamentaria.

Luego de la conmoción política que se generó por cuenta de la rueda de prensa del fiscal Martínez en la que reveló cómo algunos candidatos al congreso habían participado en actividades ilícitas, la representante a la cámara uribista Margarita Restrepo ha explicado con lujo de detalles cómo su caso responde a una estrategia ruin de un simpatizante de su campaña que abusivamente montó una empresa criminal para estafar ciudadanos incautos.

LOS IRREVERENTES se dieron a la tarea de reconstruir paso a paso lo ocurrido en ese caso. De acuerdo con la información que se ha podido comprobar, el individuo Alejandro Cuartas se presentó en la sede de la campaña de la congresista y le manifestó su deseo de respaldarla. En tiempos electorales, los políticos se concentran, precisamente, en conseguir líderes que difundan su mensaje y les ayuden a conseguir respaldos ciudadanos.

Cuartas no fue el gerente de la campaña de Restrepo. De hecho, la gerente de esa campaña, tal y como consta en los documentos allegados a las autoridades electorales, fue la señora Olga Vélez.

Certificado de inscripción de Olga Vélez como gerente de la campaña de Margarita Restrepo

En la campaña de Margarita Restrepo se estableció un protocolo muy estricto respecto de los líderes que le manifestaron su apoyo. Por ejemplo, para efectos de dejar claro que se trataba de respaldos voluntarios, aquellos que se acercaron a la sede de la congresista Restrepo firmaron un documento en el que declaran participar “libremente y de manera voluntaria en las actividades de la campaña”.

Entre los firmantes de ese documento está Alejandro Cuartas.

Formulario de inscripción de Alejandro Cuartas como voluntario de la campaña de Margarita Restrepo

Se ha podido establecer que el modus operandi de ese delincuente era el de participar en reuniones proselitistas y luego de que la candidata y su equipo de campaña se retiraban, él se dedicaba a engatusar a los asistentes ofreciéndoles paquetes turísticos y electrodomésticos a precios que estaban muy por debajo del precio de mercado.

El entramado de mentiras del estafador Cuartas era muy convincente. Les decía a sus víctimas que ellos pagarían una parte menor de los elementos o paquetes turísticos y que el saldo lo cancelaba la campaña de Restrepo a cambio de que ellos votaran por la candidata.

Así muchas personas cayeron en la celada del inescrupuloso Cuartas quien es posible que haya logrado recaudar una suma muy significativa de dinero.

En diálogo con este portal, la parlamentaria Restrepo narró cómo se enteró de ese entramado: “pocos días después de las elecciones del 11 de marzo, otro aspirante a la cámara por el Centro Democrático me contó que estaban vendiendo paquetes turísticos utilizando mi nombre. De manera inmediata me puse a la tarea de indagar a fondo, no sin antes emitir un comunicado de prensa alertando sobre los hechos y pidiendo de manera expresa a la intervención de la justicia. Al poco tiempo, descubrimos que la persona que estaba detrás de aquello era Alejandro Cuartas. Con esa información, procedí a presentar una denuncia formal ante la fiscalía, solicitando que se investigaran los hechos, pues a mí no me cabe la menor duda de que ese sujeto se acercó a mi campaña para estafar ciudadanos, hecho que no estoy dispuesta a tolerar”.

Llama la atención que la fiscalía de Medellín que lleva esa investigación no le hubiera advertido al fiscal general sobre la denuncia presentada por la congresista Restrepo quien no duda en aseverar que “si Cuartas está hoy tras las rejas y el país ha podido conocer la red de estafas que él lideraba fue, precisamente, gracias a mi denuncia, la cual fue presentada el 27 de marzo de este año”.

Radicado de la denuncia presentada por Margarita Restrepo contra Alejandro Cuartas

Así las cosas, queda comprobado que Cuartas no era el gerente de la campaña de Margarita Restrepo, tal y como maliciosamente continúan difundiendo los grandes medios de comunicación. Así mismo, fue en virtud de la denuncia impetrada por la congresista Restrepo que las autoridades pudieron descubrir la estafa que estaba adelantando ese sujeto.

Acusar a la congresista por las ilicitudes cometidas por ese pillo es perfectamente inaceptable. Ella es víctima de ese sujeto que, como muchos otros ciudadanos, un día se acercó a su sede de campaña a ofrecer apoyo para las elecciones del 11 de marzo.

Hay antecedentes confirmados de ese sujeto, quien al parecer tiene como norma de conducta el acercarse a campañas políticas para estafar ciudadanos. En efecto, el concejal de Bello por el partido de La U, Jesús Ernesto Zapata Orrego, denunció públicamente a Alejandro Cuartas, quien utilizó su nombre, haciéndose pasar como líder de jóvenes, para vender paseos, becas, subsidios e inscripciones al Sisben. Para el éxito de esta investigación, el testimonio del concejal Zapata resultará muy esclarecedor, pues confirmará lo de Cuartas es una verdadera empresa criminal.

La parlamentaria no tenía por qué saber cuáles eran los intereses de ese individuo, pero tan pronto se enteró de sus andanzas, en vez de callar, procedió como le correspondía a interponer las denuncias y a demandar una acción de la justicia.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 26 de 2018