Como siempre a los latinoamericanos nos llegan las modas tarde, pero además nos llegan disfrazadas de nombres rimbombantes, tristemente hasta ahora todas estas solo nos han dejado mas pobreza y mas desigualdad.

A principios de siglo pasado aparecieron las teorías de Marx, la dictadura del proletariado, el comunismo, época en que se creó la Unión Soviética, este sistema de gobierno funcionó por bastante tiempo, se acabó con la Perestroika en los ochentas cuando económicamente no pudo dar mas, se expandió por diferentes partes del planeta, a nosotros nos llegó a algunos países, a Chile con Allende que acabó rápido afortunadamente y a Cuba donde ha perdurado a pesar de la pobreza y la deserción, la cantidad de personas que han escapado de la isla en balsas hacia los Estados Unidos no es despreciable. Hoy en día además de Cuba, Venezuela es el otro país con esa ideología gobernando en la región con una paradoja, el país mas rico de la región, y el país con mas pobreza,

Esta ideología llegó a nuestro país como grupos subversivos o guerrilla, financiados por gobiernos afines como la Unión Soviética y China y durante cincuenta años llenaron los campos de sangre, decían buscar el bienestar de los menos favorecidos pero en realidad estos fueron los mas perjudicados. Cuando se les acabó la financiación externa, secuestraron y boletearon a la población, al final para buscar mas recursos se convirtieron en el cartel de droga mas grande del mundo. Con esta guerrilla el gobierno Santos firmó un acuerdo de paz, acuerdo donde se entregó mas de lo que se debía, hoy vemos a sus líderes libres y dando clases de moral con si un tratado borrara los crímenes que cometieron.

Hoy en día aparece un comunismo renovado, aunque comandado por los mismos dinosaurios que se hace llamar progresismo, la definición encontrada en Internet es: “Tendencia política, no una ideología definida, donde se defienden ideas consideradas de avanzada, sobre todo aquellas orientadas hacia el desarrollo de un Estado de bienestar, la defensa de derechos civiles y cierta redistribución de la riqueza”, yo pregunté además en redes explicación sobre que es el progresismo y estas fueron algunas de las respuestas:

-Tendencia que cree que el progreso es promover el aborto, acabar con la familia, promover la dependencia absoluta de todos con el estado, y en general cualquier aberración que conduzca a la miseria y degradación del ser humano.

-El progresismo es el disfraz del comunismo

-Progresista es a progreso como carterista es a cartera.

-Extraña manera de avanzar hacia atrás

-Utilización engañosa del idioma para lograr exactamente lo contrario y acabar con el progreso de una nación imponiendo un sistema comunista.

-Sistema político donde los únicos que progresan son los que ostentan el poder.

-Es el mismo comunismo disfrazado de novedad.

-Movimiento que promueve el odio, la pobreza, la violencia, la decadencia de los pueblos e ideologías que van en contra de la ley natural y destrucción de la familia.

-Es el antónimo de progreso.

Como vemos existe mucha claridad sobre el riesgo de terminar en un gobierno que sigue esta tendencia pero al mismo tiempo estuvieron muy cerca de ganar las elecciones presidenciales del 2018.

Los demócratas que creemos en el libre mercado, en la libertad, en el sector privado, debemos tener claro que los mal llamados progresistas son el enemigo a vencer en las elecciones, son los mismos comunistas que quieren un Estado grande y protector que les de todo a cambio de nada, que considera enemigo al empresario y que desafortunadamente tiene un discurso renovado que está sumando adeptos y que puede acabar con nuestro futuro.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: julio 29 de 2019