Yo quisiera escribir lo que pienso, esa cascada de sentimientos que se desbordan ante infinidad de situaciones que todos los días vemos en Colombia y en el mundo. Hay temas que me conmueven en lo más profundo de mi ser, y es como si en mí, se apoderara un demonio que desesperadamente quiere venganza, y son en los temas relacionados con maltrato animal. Es algo que me traspasa, que siento pero que no lo escribo porque soy responsable. Hace poco leí: “Leemos lo que queremos, escribimos lo que podemos.”

Hace un par de meses, en medio de un desayuno con el Presidente Uribe, candidatos a senado y cámara en la región, con un pequeño público de empresarios y ganaderos, que nos escuchaban, el presidente Uribe, puso sobre la mesa el tema de la vinculación del ex procurador Alejandro Ordoñez para debate. Se planteaba que de llegar a ganar Ordoñez la consulta, se debía apoyar. Cometí un error y manifesté lo que pensaba. Literalmente dije: Yo no puedo votar por Ordoñez. El presidente Uribe, me miró con paciencia infinita y me recordó que era militante del partido. No le dije nada, pero pensé: el voto al fin y al cabo es secreto… 

El Senador José Obdulio Gaviria, que siguió el hilo de todo, al final se me acercó y me dijo con una sonrisa: el arte de la política es buscar la manera correcta de decir las cosas.

No quedé senadora, pero hice un curso intensivo con los mejores profesores, los mismos que hoy ayudaron a formar a Iván Duque como nuestro presidente electo. 

El Presidente Duque, ganó por saber decir las cosas en un lenguaje responsable, en un lenguaje que no despierta pequeños asesinos ni dispara odios. Ganó, porque el establecimiento busca encausarse de nuevo en formas y fondos que planteen debates con altura. Le dio dignidad al cargo que ostentará, y nos representó como colombianos. No todos somos bandidos, ni venimos ni buscamos ser traquetos ni narcos, no todos vivimos sumergidos en dramas de prepagos y mafiosos. La oposición de altura, la seguirá liderando el Senador Robledo, porque en Petro, solo veremos un intento de protagonista de novela en medio de un guion elaborado por Gustavo Bolívar que seguramente será un éxito de taquilla en las pantallas de los televisores, Facebook, Twitter, pero jamás en las urnas. Los colombianos no somos ni nos sentimos representados por pendencieros y buscabullas.

“Lo más importante en una operación militar es la victoria y no la persistencia. Esta última no es beneficiosa. Un ejército de militantes es como el fuego: si no lo apagas, se consumirá por sí mismo.” El Arte de la Guerra. 

¡Y ya se están consumiendo!

PD. Gracias a las 1´800.000 personas que me han leído los trinos en los últimos 28 días. 

Qué barbaridad… lo que no entiendo es por qué no votaron más por mí. (risas) 

Senador José Obdulio y Presidente Uribe… ¡Gratitud Maestros!

@LeszliKalli

Publicado: junio 21 de 2018