El petrismo, como cualquier agrupación socialcomunista, tiene seguidores y promotores violentos que se amparan en su “indignación” para promover el odio y la lucha de clases. Camuflan su discurso diciendo el resentimiento, es sinónimo de amor y de unidad.

No existe mejor manual para comprender a esa horda, que el monumental libro de George Orwell, 1984.

La ‘Colombia Humana’, que está en las antípodas de lo que puede calificarse como una asociación humanista, calienta motores de cara a las elecciones presidenciales del año entrante y buena parte de los matones de esquina que integran a la base de esa organización, anda diciendo que aspirará a ocupar curules en el Congreso de la República.

La vida en democracia lo permite. Todo aquel que cumpla con los requisitos mínimos contemplados en la Constitución y la ley, puede someter su nombre a consideración popular.

Hace unos años, el tristemente célebre ‘lustrabotas’ Luis Eduardo Díaz –Lucho– se lanzó al Concejo de Bogotá y salió elegido. En aquellas elecciones -año 2000- obtuvo más de 18 mil votos.

El epílogo de la historia fue bastante amargo. Lucho, no pudo con la responsabilidad que cayó sobre sus hombros. Al decir popular, “se le subió el poder a la cabeza”, llegaba ebrio a las sesiones del cabildo llamando la atención de los medios de comunicación que descubrieron que él estaba inhabilitado por cuenta de unas condenas que tenía en su contra. La procuraduría investigó y efectivamente descubrió que él no podía aspirar a ningún cargo, razón por la que lo destituyó imponiéndole una inhabilidad de 13 años.

Los ‘indignaditos’ del petrismo, que en la práctica son unos acosadores y calumniadores en redes sociales, han empezado a anunciar sus candidaturas. Será una bella oportunidad para que esas personas se midan en las urnas, en franca lid y que el pueblo, soberano pueblo, resuelva si deben o no estar en el Congreso de la República.

Llegará la hora de la verdad. ¿Los retweets, favorites y views en las redes sociales como Twitter, Facebook y YouTube se traducen en votos?

Las elecciones de 2010 son un referente muy interesante. En aquella oportunidad, quien entrara a las redes sociales quedaba notificado de la apabullante fuerza de la denominada ‘ola verde’ que respaldaba al profesor Antanas Mockus, rival de Juan Manuel Santos. Los resultados electorales fueron inequívocos: Mockus barrió en Facebook y Twitter y en el resto delpaís se impuso quien se creía era el candidato uribista…

En su monumental obre La Rebelión de las Masas, el filósofo y pensador español José Ortega y Gasset hace una exuberante disección de la demagogia, fenómeno que definió como una “forma de degeneración intelectual”.

Siguiendo con Ortega y Gasset, advertía sobre los graves riesgos que se ciernen sobre la sociedad por cuenta de los demagogos catalogados por él como los “grandes estranguladores de la civilización”.

Resulta difícil hallar una definición más precisa para mostrar a Gustavo Petro, cabecilla de la estructura denominada ‘Colombia Humana’ y sus más agresivos lugartenientes, como el autor de novelas de baja categoría el peligroso Gustavo Bolívar.

Que el pueblo decida en las elecciones venideras si a la indigna presencia de terroristas de las Farc quiere sumarle unos forajidos más pertenecientes al petrismo ramplón. La política, esa labor que Aristóteles definió como la más noble que puede ejercer el ser humano, merece ser exaltada y enaltecida por personas que antagonicen ideológicamente, pero con respeto a los valores y principios democráticos los cuales son despreciados y pisoteado por Petro quien, sin mayores dificultades ha anunciado que, cuando menos, se quedará en el poder durante 3 periodos presidenciales que, según él, es el tiempo que tomará la implementación del modelo socialcomunista que pretende inocular en nuestra nación.

Para lograrlo, como es de suponer, necesita tener unas mayorías en el Congreso de la República. Y qué mejor que intentar llenar esas curules con matachines enseñados a proceder como autómatas dispuestos a votar favorablemente el paquete de reformas -involutivas todas ellas- que serán los pilares sobre los que reposará el gobierno del socialismo del siglo XXI liderado por Petro.

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 24 de 2021