Uno de los arquitectos del entramado de impunidad a favor de las Farc fue Álvaro Leyva, quien fungió como asesor de los terroristas durante los diálogos de La Habana. Fue él quien impulsó decididamente la creación de ese monstruo llamado Jurisdicción Especial para la Paz, tribunal que con el tiempo se ha convertido en un mecanismo para que los responsables de los peores crímenes contra la humanidad, no paguen ni un minuto de cárcel. 

Leyva fue, así mismo, un destacado promotor del robo del resultado del plebiscito en el que la mayoría ciudadana votó en contra del acuerdo firmado por Santos y el jefe terrorista, alias Timochenko. 

En el gobierno pasado, cuando rodó la denominada “mermelada”, hubo porciones de ésta para todos, incluido el doctor Leyva quien logró que su hijo Jorge fuera designado como embajador en Noruega.

En efecto, a través del decreto 1631 del 4 de octubre de 2017, Juan Manuel Santos y su entonces ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín nombraron al señor Jorge Leyva Valenzuela como embajador extraordinario y plenipotenciario ante el reino noruego.

Una vez se produjo la victoria de Iván Duque en las elecciones presidenciales de 2018, Leyva envió múltiples mensajes solicitando que el nuevo gobierno lo mantuviera en su cargo diplomático. Al parecer estaba muy contento viviendo en Oslo.

El presidente Duque y su ministro de Relaciones Exteriores consideraron imprudente que el señor Leyva Valenzuela continuara como embajador. Resultaba contradictorio que el hijo de uno de los más virulentos y encarnizados enemigos del uribismo fuera premiado con un importante puesto en el exterior.  

En ese orden de ideas, una de las primeras decisiones que adoptó el canciller Carlos Holmes Trujillo fue la de pedir la renuncia de Leyva, quien dejó el cargo que venía desempeñando el 15 de noviembre del año pasado. 

Queda claro que el padre del ahora exembajador quedó muy molesto con el nuevo gobierno y particularmente con el ministro Carlos Holmes Trujillo. Al menos, eso se concluye al leer un trino agresivo del exconsejero de las Farc contra el canciller de la República.

Jorge Leyva el día de su posesión con la excanciller Holguín

En su cuenta de Twitter, Leyva Durán escribió que “Peló el cobre el Canciller @CarlosHolmesTru con su carta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tratando de bloquear la JEP. Descomedido, patán. Una manera más de mostrar el gobierno su rabia por el hundimiento de las objeciones en el Congreso. La paz seguirá su marcha”. 

El señor Leyva estaba haciendo referencia a la oportuna reacción de la cancillería colombiana en contra de una solicitud de audiencia ante la CIDH, solicitada por la alevosa presidenta de la JEP, la cuestionada Patricia Linares, quien de manera abusiva se saltó los conductos regulares propios de las relaciones internacionales. 

Es claro que Leyva no utilizaría esos términos tan coléricos contra el canciller Trujillo si aquel hubiera permitido que su hijo Jorge continuara fungiendo como embajador. 

Al final del día, la falta de “mermelada” produce en muchos desasosiego y reacciones violentas como la de Leyva Durán.

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 10 de 2019