Durante el gobierno de Juan Manuel Santos, Ecopetrol -la empresa más importante de nuestro país- fue evidentemente politizada. Después de la salida del presidente de esa compañía, Javier Gutiérrez Pemberty, Santos abrió la puerta para que lo más sucio de la politiquería colombiana se afincara en esa empresa que resulta fundamental para el desarrollo económico de nuestro país. 

Luego de Gutiérrez, en la presidencia de Ecopetrol fue nombrado Juan Carlos Echeverry Garzón, quien fuera ministro de Hacienda de Santos y la persona dedicada a diseñar la operación de corrupción política más grande que se ha vivido en nuestro país, denominada -por él mismo- como la “mermelada”.

En efecto, fue Echeverry quien desde el ministerio de Hacienda creó todos los cupos indicativos para repartir indiscriminadamente el presupuesto nacional entre los políticos regionales con el fin de comprar sus apoyos electorales al gobierno de Juan Manuel Santos. 

Echeverry, quien estuvo poco tiempo en la presidencia de Ecopetrol. -salió en pleno escándalo de los vulgares sobrecostos en la construcción de la Refinería de Cartagena, Reficar-, fue reemplazado por el señor Felipe Bayón quien no ha estado a la altura de las responsabilidades de su cargo. 

Reficar: escándalo de corrupción por el que el gobierno de Santos no ha respondido

Cuando el Álvaro Uribe dejó la presidencia en 2010, Colombia explotaba un millón de barriles de petróleo diariamente. 8 años después, el presidente Duque recibió al país por debajo de los 700 mil barriles; una reducción del 30%. 

Siendo una entidad eminentemente técnica, Bayón, manipulado por la plana mayor del santismo -Echeverry y el exministro Mauricio Cárdenas- inició una muy delicada politización de la empresa.

Hoy por hoy, la explotación de hidrocarburos es la principal fuente de riqueza de nuestro país y llama poderosamente la atención que Bayón, cumpliendo instrucciones del Mauricio Cárdenas, nombre en cargos directivos a fichas políticas del santismo.

El señor expresidente Uribe, a través de su cuenta de Twitterhizo la advertencia: “Ojo Ecopetrol con el nombramiento de politiqueritos graduados en el anterior Gbno”.

Es evidente que el presidente está haciendo referencia a la cuestionada designación del rabioso perseguidor del uribismo, el señor Anibal Fernández de Soto, un sujeto maniobrero sin lustre profesional alguno, más allá de haber sido un agresivo y descomedido enemigo del uribismo mientras ocupó cargos de segundo nivel en el gobierno de Santos.

Sin experiencia alguna en el sector petrolero, Fernández de Soto fue nombrado por Mauricio Bayón como vicepresidente de desarrollo sostenible de Ecopetrol. LOS IRREVERENTES hablaron con dos altos funcionarios del Gobierno y ambos confirmaron que el nombramiento de Fernández de Soto se formalizó sin conocimiento del presidente de la República, Iván Duque.

Preocupa que la empresa petrolera de Colombia abra la compuerta para que fichas políticas afectas a Juan Manuel Santos que no tienen ni el más remoto conocimiento del negocio de los hidrocarburos ocupen puestos de singularísima responsabilidad y que esta operación se realice a espaldas del presidente Iván Duque.

El santismo, del que hacen parte el señor Bayón y lamentablemente hay que decirlo, la ministra de Minas María Fernanda Suárez -quien tuvo un empleo hecho exclusivamente para ella en Ecopetrol durante el gobierno de Santos-, su mano derecha Pablo Cárdenas Rey -un agresivo antiuribista-  tienen que entender que la era de la mermeladaya se acabó y que la nómina oficial está para servir los intereses superiores de la patria y no para enriquecer ni favorecer a sujetos sin talento ni talante, como es el caso del agresivo Aníbal Fernández de Soto cuyo único mérito es el de ser un sujeto que sirve disciplinada e irreflexivamente a los intereses sucios del círculo más corrupto y cuestionable de Juan Manuel Santos. 

Grave, muy grave que Ecopetrol comience a recorrer el camino nefando de la politización, ese mismo que en su momento recorrió PDVSA, la empresa de petróleos de Venezuela. El resultado, salta a la vista de todos. 

Así las cosas, procede que el presidente de Ecopetrol rectifique o, en su defecto, proceda a redactar su carta de renuncia.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 17 de 2019