Si algo caracteriza a la militancia uribista es su cohesión. A ellos, los une su fidelidad a las ideas del expresidente Uribe. 

Por cuenta de la brutal persecución que sufrió el uribismo durante el gobierno de Juan Manuel Santos, las redes sociales -concretamente Twitter– se convirtieron en una herramienta de trabajo político fundamental para los militantes del Centro Democrático. 

Gracias a las redes, el uribismo pudo tener un buen desempeño en las campañas de 2014 y, específicamente, la de 2016, cuando el NO obtuvo la victoria en el plebiscito. 

Mientras el grueso de los medios de comunicación convencionales se jugaron a fondo por defender al SI, los uribistas, con sus cuentas de Twitter, hicieron una tarea admirable. Al final, como la lucha de David contra Goliat, el uribismo derrotó a Santos, a los grandes medios y a la mermelada.

En diálogo con LOS IRREVERENTES, una twitteradel uribismo, comentó que “con el paso del tiempo, los uribistas de a pie, hemos ido afianzando una estrecha amistad, sin importar el lugar del país o del mundo en el que nos encontremos”.

El pasado 5 de septiembre, tuvo lugar en la ciudad de Bogotá un encuentro de twitterosdel uribismo. Una de sus participantes, le comentó a este portal que “nos pusimos de acuerdo para reencontrarnos en un hotel y conocernos, pues aunque muchos ya nos habíamos visto, con otros no nos habíamos conocido. Éramos unas 60 personas. Almorzamos y conversamos entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde”.

Sobre el propósito de ese encuentro, otro participante aseguró que “el que nos une es Uribe. Él merece todo nuestro respaldo. Los que pudimos ir, fuimos a Bogotá”.

A muchos de los asistentes, les molestó sobremanera que una periodista del portal “La Silla Vacía”, María Clara Calle, haya empezado a escribirles para preguntarles detalles de esa reunión social.

La reconocida twitteravallecaucana, Margarita Rosa Ortiz, una firme seguidora del presidente Uribe, recibió un mensaje directo de la periodista Calle en el que le preguntaba si “…podemos hablar sobre una reunión que hubo en Bogotá”.

Visiblemente molesta, la señora Ortiz reaccionó escribiendo en su cuenta de Twitterque “no entiendo porque @lasillavacia @Mariaclaguirre me contacta por DM para hablar de una reunión que fue privada. Cuál es la persecución con los asistentes? No sean atrevidos! Ahora quieren exponer nuestros nombres! Ahora tengo miedo por lo que me pueda pasar”.

¿Qué interés periodístico puede tener una reunión social de personas comunes y corrientes? La respuesta es evidente: porque se trata de ciudadanos a los que los une su militancia política en el uribismo. Seguramente, para La Silla Vacía, no despierta ningún interés las reuniones de los seguidores del Polo Democrático, o de las Farc, o de los votantes de Claudia Nayibe López. 

Preocupa que en tiempos en que el matoneo contra los seguidores del presidente Uribe es cada vez más agresivo, un portal de reconocida animadversión hacia el uribismo, intente indagar por los nombres de los asistentes a un encuentro privado de carácter social. 

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 11 de 2019