Valiéndose de trinos antiguos y deliberadamente sacados de contexto, un sector minoritario del Centro Democrático -entre el que se encuentra el exviceministro Rafael Nieto-, se ha dado a la tarea de tender un injusto manto de duda sobre Lina Arbeláez, designada recientemente como nueva directora del ICBF. 

Arbeláez, que empezó su carrera en el sector público en el gobierno de Uribe, sirviendo como asesora del ministerio del Interior, jugó un papel fundamental en el trámite de la reforma constitucional que incorporó la reelección presidencial, asume la dirección del Bienestar Familiar con el firme propósito de lograr un objetivo central del gobierno del presidente Iván Duque: fortalecer la atención integral a la niñez, incluida la nutrición infantil. 

Difícilmente, el presidente Duque habría identificado un mejor perfil para la dirección del ICBF. En el año 2004, Lina Arbeláez empezó una cruzada que ella misma califica como “fascinante””, contra la trata de personas. Con el apoyo del gobierno del presidente Uribe, logró en Pitalito (Huila), el rescate de 10 niños que eran utilizados -esclavizados- como mendigos. 

Esa experiencia, la animó para impulsar en el Congreso, la aprobación en 2005 de la ley contra la trata de personas. 

Como candidato presidencial, Iván Duque propuso la creación de una red de centros dedicados a la promoción de talentos de los jóvenes que viven en las regiones más pobres del país. Aquello, no se quedó en una promesa de campaña: en estos 18 meses de gobierno, con el apoyo  e impulso de Arbeláez -desde su anterior posición en las Naciones Unidas-, se han creado 6 centros llamados Sacúdete, que atienden a más de 3 mil jóvenes que, gracias al apoyo y a la guía que reciben, accederán a las herramientas suficientes para emprender un proyecto de vida en el marco de la legalidad, pero sobre todo, con posibilidades de sostenibilidad. 

Uno de los centros Sacúdete que más llama la atención, es el de Buenaventura. En menos de un año, más de 150 muchachos han sido capacitados y 30 de ellos, ahora tienen contratos laborales permanentes para desarrollar contenidos digitales con reconocidas empresas de otros países. Uno de los grandes avances de los Sacúdete, es la vinculación del sector privado, verdadero motor del desarrollo. 

La nueva directora del ICBF, llega a su cargo con una visión clara, gracias la experiencia que adquirió durante su paso por las Naciones Unidas. 

El gobierno de Duque, se ha concentrado en impulsar el desarrollo de nuestro país. Y esa tarea, por supuesto, empieza desde el trazado y la implementación de las políticas públicas relacionadas con la niñez. En ese aspecto, nuestro país ha avanzado significativamente, como lo reconocen expertos como el profesor Steven Pinker en su libro Enlightenment Now, quien utiliza el caso colombiano como ejemplo de reducción sostenida de la tasa de niños que padecen retraso en su crecimiento. 

Las personas deben ser calificadas por sus ejecutorias profesionales y por su historia de vida. No deja de ser ruin, señalar a una mujer de ser “proabortista”, cuando es madre soltera de un niño que nació prematuro. No tiene sentido descalificar con tanta ligereza, a alguien que ha centrado su vida entera en la defensa de la niñez. 

Alguien que la conoce y que ha trabajado con ella, le aseguró a este portal que “Lina ha sido leal al presidente Duque, una escudera como pocos. Su ingreso al gobierno, es un nuevo aire de innovación y creatividad”. 

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 27 de 2020