El Papa Francisco no ha tenido fortuna haciendo mediaciones. En Venezuela solamente logró darle tiempo al gobierno de Maduro para quedarse más tiempo en el poder y aplazar el referendo revocatorio. Lo que está pasando en ese país es alarmante. El hambre, los asesinatos, la perdida de libertades solo se solucionan sacándolo del poder; ojalá no termine esto en un derramamiento de sangre.

La otra mediación que trató de hacer fue reunir al presidente Santos y al expresidente Uribe. En un viaje maratónico Uribe llegó al Vaticano pero como era de esperarse no fue fructífero, y es que el gobierno ya hizo el conejo y no quiere conversar. Es más, tengo entendido que no querían que esta reunión se llevara a cabo, le escondieron la invitación.

Para que las mediaciones funcionen se necesita voluntad de las partes, si una de estas no la tiene no sirven para nada. Quedó demostrado que el gobierno Santos hace lo que se le da la gana, así sea en detrimento de la constitución y las leyes.

Quedan pocas semanas para que se acabe este año 2016 y pasará a la historia de Colombia como el año en que el gobierno perdió el plebiscito y no acató el mandato del pueblo. Eso sí, lo hizo cohonestando con el congreso y con la Corte Constitucional que pasó de un día a otro de ser el guardián de la Constitución a su sepulturero.

El fast track, que no es más que una ley habilitante como la que tuvo Chávez en su momento, es un peligro porque le entrega facultades al presidente y lo convierte en un dictador donde el congreso no puede modificar ni una coma.

El año 2017 será un año muy difícil, es un año electoral. Eso quiere decir poco trabajo legislativo, renuncias de miembros del gobierno que aspiran salir elegidos y un gobierno mermado en popularidad y sin chequera. La reforma tributaria será aprobada pero no alcanzará ni para tapar los huecos del despilfarro y la corrupción.

Por último, hagamos votos para que, aunque sea, las Farc devuelvan a los niños que tienen en sus filas después de todas las concesiones que les han dado, entreguen las rutas del narcotráfico y respondan por los más de 500 secuestrados de los que no se tienen noticia.

Les deseo a todos mis lectores una feliz Navidad y un próspero 2017.

@SANTAMARIAURIBE