La vida nos libre de caer en manos de una justicia sesgada, que destapa sus ojos para juzgar con la balanza inclinada de acuerdo a la conveniencia de quien la dirija. No es posible llegar a los absurdos a los que llegó la Corte Suprema de Justicia. No es indebido ser llamado por la Corte, lo que es inadmisible, es que los periodistas conozcan las decisiones de esa Corte, antes que el procesado, que se ventilen en medio de unos tragos, la futura condena del próximo sentenciado y lo que es aún peor, es que quien denuncia, resulte implicado por los mismos hechos, que él denunció, pero al denunciado, se le exonera, obviando pruebas contundentes, y el otro, sumergido en un limbo, en donde ser malo está de moda y se premia con curules en el congreso, en donde ser narco, asesino, perpetuador de delitos de lesa humanidad, queda sin justicia y quien decide realizar una lucha frontal ante tanta impunidad, ad portas de una sentencia orquestada desde las entrañas de una fracción de país que se inclina al caos.

Solidaridad total con el presidente Uribe ante esta injusticia. 

En Colombia se requiere una reforma urgente a la justicia, leyes que no sirven, no se aplican o se exceden deben reformarse ya.

Robo arqueológico… otra ley que no se cumple.

Cambiando de tema, quiero contarles que hace dos días me enteré que, en el conjunto residencial de una amiga, se llevaba a cabo una construcción en donde encontraron unas vasijas de la época prehispánica y con asombró me contó que los vigilantes se quedaron con ellas… ¿y la Ley qué dice?

Pues bien, investigue y aquí el resumen: Si un constructor, decide desarrollar un proyecto mayor a una hectárea, nuestra ley determina, tal como lo cita el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, que todo proyecto urbanístico, que requiera licencia de urbanización, parcelación o construcción, requiere la aprobación por parte del ICAN, de un programa para arqueología preventiva, y en caso de ser necesario, (en caso de encontrar algo) un plan de manejo arqueológico.

Sin embargo, la ley es de adorno porque no se cumple. Otro caso ocurrió en Santander, en el condominio más exclusivo del área metropolitana. Allí, existen unas cuevas en las cuales hallaron pinturas rupestres, sin embargo, los movimientos de tierras continuaron, las construcciones se levantaron, y lo que encontraban en el área, paso a manos de terceros, pero no de la Nación.

No importa que: ”el patrimonio arqueológico está sujeto a un régimen especial de protección, derivado de su pertenencia a la nación y de su condición de bien de interés cultural de orden nacional que no requiere de declaratoria especial para ser reconocido como tal. El patrimonio de la nación, es inembargable, inalienable, e imprescriptible. Siendo una de las implicaciones directas de este régimen de protección especial, las exigencias de orden técnico y legal que deben cumplirse para evitar su destrucción o apropiación indebida en desarrollo de obras de infraestructura”

¿Cuándo será que tendremos leyes que se acaten?

P.D. Alcalde de Bucaramanga, me pregunto si usted tan apegado como dice ser a la ley, cumple en su constructora con este requisito a la hora de construir… solo es una pregunta.

@LeszliKalli

Publicado: julio 26 de 2018