Contagios y muerte. Ese será el resultado de la irresponsable convocatoria que el socialcomunismo está haciendo para el 28 de abril, convocando a un supuesto paro nacional en contra del gobierno del presidente Iván Duque.

En momentos en los que mueren más de 400 personas al día por cuenta del coronavirus y en promedio hay más de 17 mil nuevos casos de COVID-19, lo que se requiere es el fortalecimiento del confinamiento y no el estímulo de aglomeraciones.

Petro, que es un irresponsable, desde su cómoda guarida en Italia, azuza a sus prosélitos para que boten a las calles, sin pensar en las tremendas consecuencias que para la salud de ellos puede significar una jornada de esa naturaleza.

Al cabecilla de la denominada Colombia Humana lo tiene sin cuidado realidades como el agotamiento de camas en las unidades de cuidados intensivos. Su sed de protagonismo para apuntalar su candidatura presidencial, lo enceguece de tal manera que no le asigna importancia ninguna el riesgo mortal al que está exponiendo a los incautos ciudadanos que eventualmente sigan sus lineamientos.

Desde su cuenta de Twitter ha lanzado arengas extremadamente peligrosas y extorsionistas. Plantea que, para suspender el paro, el gobierno debe retirar el proyecto de reforma tributaria: “Que no quieren aglomeraciones de gente protestando? (sic) Entonces, es fácil: retiren la reforma tributaria”.

Nadie pide ni mucho menos espera que Petro observe una posición sensata y patriótica para efectos de mitigar la grave crisis desatada por la pandemia. Pero sí resulta brutal que él y sus lavaperros, como es el caso del libretista de programas que hacen elogio al hampa, Gustavo Bolívar, conduzcan a la ciudadanía hacia la hecatombe.

El país está haciéndole frente a un pico de la pandemia. Los alcaldes están adoptando medidas drásticas como toques de queda, leyes secas y restricciones de la movilidad, precisamente para forzar el confinamiento de la gente.

Hay que decirlo de manera clara: los efectos que lleguen a presentarse como consecuencia del paro que está convocándose son responsabilidad de Petro. Los muertos que se genere como resultado del inminente aumento de los contagios, son culpa suya. Pirómano, revoltoso y criminal. Esa es la naturaleza del sujeto que hoy, increíblemente, encabeza las encuestas de intención de voto para las presidenciales del año entrante.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 27 de 2021