Tres precandidatos a la alcaldía de Bogotá pugnan por quedarse con el aval del Centro Democrático: Ángela Garzón, Diego Molano y Samuel Hoyos.

Los dos primeros, se han venido desempeñando como concejales de la capital colombiana, mientras que Hoyos fue hasta hace pocas semanas representante a la Cámara por el partido del presidente Uribe.

Hoyos, quien obtuvo la segunda votación del Centro Democrático en Bogotá, renunció a su curul en la cámara para presentar su nombre en las elecciones del próximo mes de octubre.

A lo largo del debate de las precandidaturas, ha dado sobradas muestras de capacidad y de comprensión de las múltiples problemáticas de la ciudad de la que aspira ser elegido como su próximo alcalde.

Su nombre es viable y es una persona perfectamente elegible. Es un líder integral, con ideas claras y convicciones firmes. Aquellas características lo han convertido en el candidato idóneo, razón por la que las bases del uribismo en Bogotá mayoritariamente han expresado su intención de voto por Hoyos.

Igualmente, la mayoría de los integrantes de la bancada uribista en el Senado y en la cámara de Representantes, expresaron, a través de un comunicado leído por Paloma Valencia, su apoyo decidido y entusiasta a la aspiración de Samuel Hoyos.

Según la senadora Valencia, “queremos desde nuestro lugar en el congreso, expresarle nuestra confianza y nuestro apoyo. Queremos que sea el candidato del Centro Democrático y el acalde de Bogotá. Le ofrecemos toda la ayuda de esta bancada para los asuntos en los que podamos servirle a Bogotá. Samuel usted será el alcalde de Bogotá, con seguridad”.

La importante adhesión de los senadores Paloma Valencia, José Obdulio Gaviria, Carlos Felipe Mejía, Santiago Valencia, Fernando Nicolás Araujo, Honorio Enríquez, Ciro Alejandro Ramírez, Rubi Chagüi, Carlos Meisel, Gabriel Velasco, Alejandro Corrales, Amanda Rocío González y los representantes Gabriel Santos, Enrique Cabrales, Rubén Darío Molano, Margarita María Restrepo, John Jairo Bermúdez, John Jairo Berrío, Cesar Eugenio Martínez, Óscar Darío Pérez, Esteban Quintero y Luis Emilio Tovar, entre otros congresistas, sella el asunto y pone a Hoyos en el primer renglón.

Así las cosas, el grueso de los parlamentarios uribistas cierran filas entorno a esa imparable aspiración liderada por quien a todas luces es la persona idónea para fungir como candidato uribista en las elecciones locales venideras.

Lo cierto e incontrovertible es que el partido del presidente Uribe tendrá en Hoyos un candidato con todas las calidades para enfrentar a la extrema izquierda que representan Antonio Navarro y la agresiva Claudia Nayibe López.

En estas semanas de precampaña, que se ha registrado una intensa agenda política, el uribismo ha podido ver a un Hoyos preparado, conocedor, con ideas y propuestas claras y aplicables. El de él es un discurso sensato, cargado de propuestas que son de fácil implementación y que serán definitivas para sacar a Bogotá del atolladero en el que la introdujeron las nefastas y corruptas administraciones de izquierda de Lucho Garzón, Samuel Moreno y Gustavo Petro.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 14 de 2019