La dirección de un medio de comunicación es una de las posiciones más importantes a las que anhela llegar cualquier periodista. Es una labor que acarrea una inmensa responsabilidad con la ciudadanía y las instituciones, dado que la línea editorial que se despliegue determinará en buena medida la agenda política del País.

Y como ya lo he dicho en ocasiones anteriores, el periodismo no se reduce a titulares pomposos o a una simple transmisión de datos, sino que se trata, sobre todo, de controlar al poder, muchas veces de manera más efectiva y contundente que cualquier otro actor.

De hecho, un buen periodista no es el que se deja mimar por las mieles de los contratos publicitarios del sector público y cambia el tono de sus intervenciones dependiendo del interlocutor, sino aquel que mantiene una independencia crítica frente al Gobierno Nacional, las entidades territoriales, los órganos de control y las ramas legislativa y judicial.

Tan es así, que no hay nada más dañino para la democracia que por caer en las tentaciones se pierda el ojo crítico. Lejos de ser cercanos a la chequera oficial, los medios no deben abandonar su norte y han de trabajar en un periodismo de investigación serio que se convierta en la piedra en el zapato, en el buen sentido de la expresión, de las entidades públicas.

En este contexto, me alegra profundamente la designación de José Manuel Acevedo como nuevo director de Noticias RCN, una persona que entiende perfectamente la gran responsabilidad social que acarrea el ejercicio serio de este oficio, lo cual ha demostrado sin vacilaciones a lo largo de su trayectoria.

A José Manuel lo conozco de vieja data y, de corazón, le deseo el mayor de los éxitos en este nuevo reto profesional, quizás el más importante de su carrera. Sé de sus capacidades y su sentido de responsabilidad. Tengo la certeza que hará una gran labor al frente de uno de los medios más importantes e influyentes del País.

Además, valga resaltar, su llegada a la dirección implica un importante relevo generacional, donde una nueva camada de periodistas jóvenes y estudiados están marcando la pauta y asumiendo un liderazgo significativo a nivel nacional.

Por su parte, las nuevas posiciones asumidas por Juan Lozano y Claudia Gurisatti dentro de la Organización Carlos Ardila Lulle serán determinantes para diseñar la estrategia de comunicaciones del conglomerado de medios que tienen a su cargo.

Ambos son experimentados periodistas con una probada trayectoria y, al igual que con José Manuel, no tengo dudas sobre la magnífica labor que desempeñarán.

En estos momentos tan difíciles por los que atraviesa Colombia se requiere de unos medios serios, estructurados, que levanten ampolla donde la tienen que levantar y que, al mismo tiempo, se conviertan en unos interlocutores cercanos a la gente para transmitir sus preocupaciones y necesidades.

A los tres, ¡el mayor de los éxitos!

@Tatacabello

Publicado: febrero 26 de 2021