Uno de los problemas más graves que nuestro país afronta es la migración de venezolanos que Maduro, Diosdado y Delcy enfáticamente niegan. Datos recientes indican que hay en el país 931.000 de los cuales 552.000 están legalmente y en condiciones irregulares 374.000. Se ignora cuantos han venido a través de fronteras sin control o regresaron a Colombia al no poder entrar a Ecuador y Perú. 

Los semáforos de Medellín han sido invadidos por esta pobre gente suplicando empleo, limosna o un poco de pan. Han reemplazado parte de nuestros propios indigentes e, incluso, a algunos trabajadores del rebusque. Me dicen que una de sus principales necesidades es el calzado pues muchos han recorrido cientos de kilómetros a pie en busca de oportunidades. 

Para una ciudad como la nuestra, cuyo desempleo supera el 12%, no es fácil brindar atención a un alto porcentaje de los 53.000 venezolanos que han elegido a Antioquia como su destino. 

Repasando algunas cifras de la crisis humanitaria venezolana se encuentran datos aterradores: el 81% de la población vive en la pobreza y, de esta, el 61% en la pobreza extrema; el 55% de los niños menores de cinco años sufren desnutrición; más de 8’000.000 de venezolanos solo comen dos veces al día o menos y, en promedio, han perdido 11 kilos de peso. 

De los 2’300.000 que han abandonado el país el 50% corresponde a personal hospitalario. Mencionando solo el cáncer, 56.000 enfermos no reciben quimioterapia ni otro tipo de tratamiento, y, una sola enfermera, debe atender un promedio de 80 pacientes.

El 40% de los establecimientos de comercio ha cerrado sus puertas definitiva o parcialmente por falta flujo de caja, divisas para atender su abastecimiento o por los efectos del último incremento del salario mínimo; pero este es ridículo, los Bs. 5´196.000 que lo componen, al cambio oficial equivalen a Col. $ 135.000 y al paralelo a solo $ 5.000. Medio kilo de carne molida y 4 bistecs en el supermercado, si se consiguen, cuestan Bs. 7’400.000, solo con esta mención, el panorama es horrendo. La inflación de 1´000.000% estimada por el Fondo Monetario para este año, agrava el problema a pasos agigantados. 

La migración será incontenible a corto plazo y debemos encontrar soluciones y apoyo foráneo para atender a nuestros hermanos, la sola solidaridad oficial y privada se desborda. Otro gran reto para el gobierno.

Es increíble que el país con las mayores reservas petroleras del mundo haya llegado a este estado y que su producción de petróleo haya caído de 3’500.000 barriles por día a menos de 1’400.000. 

Estará en manos de China a corto plazo, la deuda con es país llega 25 billones de dólares casi en default y, para salvar su plata, China le prestará 5.000 millones adicionales para invertir en nuevas explotaciones petroleras. 

***

La Corte chuza los teléfonos de Uribe “por error” ¿y ahí no pasa nada?

Nota. – Después de la reconvención monetaria de agosto se deben suprimir tres ceros al bolívar, pero el efecto sigue siendo el mismo.

El rincón de Dios

“Dame Temple Señor 

Porque ahí reside la valentía para vivir…

la raíz de todos los troncos…

el ancla de todos los mares…

el puntal de todas las penas…

la médula de todas las cruces…”

Z. Barcardi

@rafuribe

Publicado: septiembre 21 de 2018