El exguerrillero y mercader de la ‘paz’, León Valencia deambula por el Palacio de Nariño, ministerios, alcaldías, empresas privadas, restaurantes y particularmente en cócteles defendiendo el proceso de paz y utilizando sus influencias para atacar a sus contradictores, en especial al expresidente Álvaro Uribe.

Su eje de trabajo y de negocios es la Fundación Paz y Reconciliación que fundó junto a Ariel Ávila, tras su salida de la Corporación Arcoiris y desde allí ha canalizado buena parte de recursos públicos y de cooperación internacional relacionados con el proceso de paz y la implementación de los acuerdos con la guerrilla terrorista de las Farc. Con esos mismos propósitos también utiliza su columna en la revista Semana.

Para León Valencia la buena vida es lo más importante. Los que lo conocen, saben que más allá de su ideología comunista y de su discurso pro paz, entre sus gustos están los viajes por el mundo, los vinos, y la buena mesa y las mujeres; placeres que ha podido disfrutar sin límites durante el gobierno Santos. Nunca quiere dejar en tela de juicio su buen gusto y su capacidad económica.

Como prueba de ello está organizando una fiesta para celebrar en grande su cumpleaños este 25 de mayo. Son muchos los motivos por los que Valencia quiere celebrar, pero el proceso de paz ocupa el primer lugar y por eso ha dicho que piensa “botar la casa por la ventana”.

El agasajo tendrá lugar en un edificio de catorce pisos en la calle 24 con carrera cuarta, donde funciona la sede de la fundación Paz y Reconciliación y ofrecerá una cena en el penthouse a la que asistirán sus compinches del poder, periodistas, y seguramente sus compañeros de lucha, incluidas las Farc. El evento, al que invita la Fundación Paz y Reconciliación, será amenizado por dos reconocidos y famosos artistas: el pianista Edy Martínez y el jazzista Antonio Arnedo.

Tarjeta de invitación a la fiesta de León Valencia

Ariel Ávila, su socio de negocios y vecino de edificio, fue asesor del del investigado ex secretario de Educación de Petro, Óscar Sánchez, y de general Óscar Naranjo en el ministerio del posconflicto. Buena parte de los contratos de Paz y Reconciliación -directos o triangulados- los ha recibido por conducto del Presidente Juan Manuel Santos o del exvicepresidente Germán Vargas.

Aunque León Valencia lo niega cada vez que le preguntan sobre el tema, lo cierto es que sí ha derivado recursos públicos para el sostenimiento de su fundación y se ha negado a rendir cuentas públicas, saliéndose de la ropa cada vez que alguien le toca el tema, como le ocurrió con el senador Jaime Amín en un debate en La FM con Hassan Nassar.

León Valencia está obligado a rendir cuentas de su fundación toda vez que buena parte de los recursos con los que se sostiene son derivados del Estado y debe explicar por qué los utiliza para sus extravagantes fiestas personales, como la que tendrá lugar en Bogotá próximamente. Y, finalmente: ¿El emblemático edificio KLM, es de propiedad de León Valencia?

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 24 de 2017