En recientes encuestas la izquierda sigue ganando terreno y la derecha se va al fondo de la intención de voto… con una afortunada excepción: Alejandro Ordóñez.

En las encuestas publicadas se empieza a generar una macabra tendencia, en la que la izquierda sigue ganando terreno, encabezando la opción de la preferencia de voto. ¿Los probables motivos? Quizá la gran ayuda prestada por los medios de comunicación o un discurso populista que le llega muy bien al ciudadano de a pie.

El 2 de octubre nos dejó una valiosa lección y es que las encuestadoras también se equivocan, por amplio margen en muchas ocasiones. Pero hay algo que no podemos negar y es que los sondeos a la Presidencia tienden a ser un poco más acertados y quienes lideran éstos, hoy, son Fajardo y Petro.

Según estas mismas encuestas, que dan victoriosa a la izquierda, entre las opciones de derecha sólo hay una que sube sin freno y (¡se encienden las alarmas en los cuarteles mamertos!) tiene una opción real de llegar a la Casa de Nariño. Se apellida Ordóñez, de nombre Alejandro, y ocupa un cuarto lugar apenas a dos semanas de haber hecho pública su intención de ser presidente de la República.

Los candidatos de derecha pierden terreno en cada encuesta, los 4 precandidatos del Centro Democrático no despegan pese a tener un gran y robusto partido, contar con la más alta intención de voto entre los movimientos políticos y ser liderados por el hombre con mejor imagen de todo el país, el presidente Álvaro Uribe.

Mientras todo esto sucede y nos dividimos como si fuéramos enemigos, la izquierda sigue ejecutando estrategias para llegar a una gran coalición y hacerse del poder usando “todas las formas de lucha” en la política: desde los medios de comunicación, desde el Congreso y desde las calles, en armonía perfecta para hacer lo que hizo Petro cuando aspiraba a la Alcaldía de Bogotá.

Deberíamos sentirnos honrados de contar con una gama de precandidatos de primera clase. El doctor Alejandro Ordóñez, un hombre sin tacha, comprometido con los valores democráticos, con la recuperación de la familia, con mejorar la economía y la salud de los colombianos; el doctor Carlos Holmes, un hombre que puede impulsar la tesis de una educación mejor gracias a su experiencia académica; o la doctora Paloma Valencia, una mujer aguerrida y luchadora por la Democracia de nuestra nación.

Es hora de crear una gran alianza por la recuperación del orden y la autoridad para Colombia, pero no podemos quedarnos en egos, nuestro candidato, el candidato de los colombianos, el candidato que recuperará nuestra patria de las manos del terrorismo, debe ser el que tenga la opción real de llegar a la Casa de Nariño.

No debemos fracturar esta oportunidad. El único que está entre la lista de los 5 primeros candidatos en las encuestas, nos representa y podrá competir contra la izquierda y el gobierno, es Alejandro Ordóñez Maldonado. En nuestras manos está decidir si nos unimos o esperamos a que se agrupe la izquierda y nos arrebate la opción de llegar a la Presidencia. Así de claro. Con nombre y los dos apellidos.

¡Agradecimiento especial a Juan Carlos Velasquez por tanta ayuda!

Publicado: julio 1 de 2017