Durante el último mes venezolanos y algunos colombianos hemos realizado diversas actividades contra la dictadura de Maduro en la ciudad de Bogotá. Sin embargo lo que pasó el sábado 6 de mayo fue lamentable.

Los venezolanos que viven en la ciudad aman su país. Día a día sufren por la difícil situación de Venezuela y en razón a eso, han venido organizando diversas actividades que se limitan a cantar el himno y hacer alguna cadena de oración por los caídos.

Durante algún tiempo se había propuesto ir de manera pacifica a la embajada de Cuba, debido a que la dictadura de ese país es en buena parte responsable de lo que hoy vive el pueblo venezolano. En ese orden de ideas y con dos semanas de anticipación se organizó ir a la embajada del país caribeño el sábado 6 de mayo a las 2:00 pm.

Todo parecía normal hasta que un día antes del evento se nos informa que grupos de  extrema izquierda estaban planeando caernos de sorpresa. Sin embargo, se le prestó poca atención a esa información. ¿Por qué alguien habrían de atacar a venezolanos pacíficos que solo iban a cantar el himno de su país y rendir algún tributo a los caídos en la embajada?

El día del evento nos íbamos a enterar que no solo tenían pensado caernos de sorpresa sino también buscaban agredirnos físicamente. Así las cosas, miembros del Partido Comunista, Marcha Patriótica, Congresos de Los Pueblos, Sindicatos, Farc, etc., citaron a una movilización el mismo día que los venezolanos tenían presupuestado reunirse en la embajada, pero una hora antes. Así pues, los venezolanos que llegaban a las 2:00 pm. eran agredidos física y verbalmente por el grupo de comunistas que se había comenzado a reunir desde la 1:00 p.m. frente a la sede diplomática. No tuvieron problema incluso, en agredir mujeres.

Lo que pasó ese día fue bochornoso, pero lo que resulta preocupantes es que en la embajada de Cuba estaba presente hasta una exsecretaria de gobierno de Gustavo Petro. Cabría preguntarse: ¿Tan falso es eso del castro-chavismo?

Hay gente que quiere convertir a Colombia en Cuba y están comenzando a salir del closet. ¡Qué peligro!

Lo  que pasó ese día no puede quedar como un anécdota sino como una notificación de lo que se nos puede avecinar. Esa es la mas clara muestra que todas las advertencias del uribismo tienen sustento.

Es hora de luchar por nuestro país y no permitir que esa gente se apodere de Colombia. Esto no se puede volver a repetir.

@josecuellob

Publicado: mayo 11 de 2017