El martes 7 de febrero salió una encuesta en la que Gustavo Petro ocupaba el primer lugar en la carrera presidencial. Si bien las encuestas son pocos creíbles y el muestreo era muy pequeño, no deja de preocupar que personajes como el exguerrillero tengan algún tipo de receptividad en la población.

Las constantes divisiones en el Centro Democrático son preocupantes y las consecuencias de las mismas pueden llegar a ser catastróficas.  Es necesario llegar a un acuerdo dentro del partido y que los tres pre- candidatos asuman una serie de compromisos en donde se busque la unión que se ha perdido.

Resulta reprochable los constantes ataques injuriosos a Iván Duque provenientes de un sector que le hace un daño gigantesco al partido y que beneficia a ex guerrilleros como Petro y otros candidatos de izquierda. El daño que algunos están haciendo es igual al que hizo Juan Carlos Vélez en su momento.

Las elecciones del 2018 resultan definitivas para Colombia. Las peleas internas pueden traer un resultado devastador para el partido, pero sobre todo para el país. Por eso mismo es necesario que se respete la decisión que se vaya a tomar respecto al candidato presidencial y que se le brinde el apoyo necesario.

El Centro Democrático tiene la obligación de ganar las presidenciales del 2018. Cualquier resultado diferente – sea con Vargas Lleras o el candidato que sea- se puede interpretar como un fracaso.

Es hora de unirnos y no dejarle el camino libre a exguerrilleros como Gustavo Petro. ¡De la unión de todos nosotros depende que a Colombia no la vayan a petrificar!

ENTRETANTO: Es hora de apoyar el talento colombiano. Sebastián Carrasco es una persona brillante que está participando por una beca para estudiar en Los Ángeles con su corto “16MM”. Ojalá lo apoyen votando por él en:  Directv Cinemaplus

@JoseCuelloB

Publicado: febrero 9 de 2017