Se le atribuye a Santiago Abascal, directivo de Vox, movimiento político conservador español que en un corto período de tiempo ha logrado ganarse el espacio gracias a sus posturas francas y directas atacando lo que él considera la Dictadura Progre.

En efecto, el 28 de abril del 2019 tras los satisfactorios resultados electorales, Abascal se pronunció fuerte  y claro: “A los que están en la calle un poco más arriba y que ya están intentado culparme de sus ineptitudes e irresponsabilidades para con la democracia española; y les decimos a los de la derechita cobarde que ya han empezado a través de sus voceros a responsabilizar a Vox de su irresponsabilidad para oponerse a la izquierda que nos tiene sumidos en esta dictadura Progre, que aquí la única responsabilidad la tienen quienes tuvieron 186 escaños y no fueron capaces de oponerse a la izquierda por cuenta de sus deslealtades, de sus traiciones y de sus miedos y de jugar a los políticamente correcto. No, señor: La responsabilidad la tienen quienes entregaron las emisoras, los medios de comunicación, y la educación, a la izquierda y a la Dictadura progre“.

Vox, nació en el 2013 por cuenta de un grupo de disidentes del P.P. insatisfechos por las posiciones blandengues y complacientes del entonces gobierno de Mariano Rajoy frente a lo que Abascal llama la Dictadura progre.

Hoy, Vox cuenta con una estructura política fuerte, con presencia creciente del más del 10% al 15% en las elecciones generales españolas, en el parlamento europeo convirtiéndose en el tercer movimiento más votado, quitándole el protagonismo al P.P. y a todos los movimientos de centro de tal forma que Ciudadanos entró en liquidación.

La anterior introducción para comentar que la semana pasada salió a la palestra de la campaña electoral para el 2022, la candidatura de la senadora por el Centro Democrático, María Fernanda Cabal.

La reacción no se hizo esperar.

Una estrategia de la izquierda del siglo XXI, cuando es atacada de frente; consiste en etiquetar, rotular, a todo lo que se le opone frente a su único propósito que es destruir todo lo construido.

De tal forma que a la Cabal la tildaron de uribista, extremista. Hasta por la cloaca de las redes sociales Petro salió: nazista. Nazista: Petro y los jóvenes de la Primera Línea quienes se parecen cada vez más a las camisas pardas de la Alemania Nazi de Hitler.

En Colombia, esa derechita cobarde bien podría relacionarse con el Parido Conservador.

También, se podría catalogar a los que juegan a lo políticamente correcto con el fin de quedar bien con todo el mundo. Esos intelectuales de estrato cinco y seis. Lo que llamaba Jean Francois Revel: La gauche du caviar y de la champagne.

Y, también se le podría catalogar a la clase empresarial y política, medios de comunicación, sector académico, el régimen que llamaba Álvaro Gómez Hurtado, complaciente con las esferas del poder como sucedió durante los gobiernos corruptos y amorales de Ernesto Samper y de JMS.

Tal vez, ha llegado el momento de trazar la raya, como decíamos en el colegio: Trace la raya, Rafael, trace la raya…Tal vez, ha llegado el momento de llamar las cosas como son, de decir las cosas como son, de dejar el temor para enfrentar a esta dictadura progre que nos tiene sumidos en los albores del caos y la anarquía.

Y, si Dios así lo quiere, en manos de María Fernanda Cabal deposito mi voto y mi confianza para rescatar al país de la futura hecatombe, como decía José Obdulio Gaviria, de lo que sería un gobierno en manos de la Dictadura progre que se nos vino en encima y que no queremos enfrentar con los cojones necesarios que se requiere para defender lo que debemos defender: A Colombia.

Puntilla: Y mientras tanto, ¿Aníbal Fernández de Soto Secretario de Seguridad de Claudia López? La derechita cobarde…

Rafael Gómez Martínez

Publicado: julio 1 de 2021