La vida en democracia, tiene unas reglas que son inviolables. Una de ellas, la de aceptar la existencia de antagonismos y diferencias insalvables. En tanto más definidas sean las posiciones ideológicas, mucho más sano será el ejercicio político, pues los ciudadanos tendrán mayor claridad a la hora de definir su militancia o su voto, según sea el caso.

Los partidos son el combustible que mueve la democracia y por eso, todos los regímenes totalitarios -de derecha e izquierda-, empiezan por imponer un modelo de partido único, con el propósito de liquidar cualquier posibilidad de oposición organizada.

El Centro Democrático ha tenido que hacerle frente a una feroz oposición que se ha valido de todos los medios para impedir su subsistencia. Ante la imposibilidad de ganar en las urnas, los enemigos de Uribe han llegado a niveles insospechados, como el de la utilización perversa de la administración de justicia para efectos de fabricar procesos -con el concurso de falsos testigos- cuyo propósito es el de llevar a la cárcel al líder político más importante de la historia reciente de nuestro país. 

Entre los enemigos del presidente Uribe, se encuentran individuos de todos los pelambres. Desde personas que ejercen una oposición leal, dentro del marco legítimo de la democracia, hasta carroñeros que se valen de las redes sociales para escupir las imbecilidades que surgen de su imaginación.

Uno de esos, es el exempleado de la fiscalía Richard Maok Riaño Botina, un antiguo funcionario de bajo nivel del CTI que fue destituido de la entidad durante la administración de Luis Camilo Osorio. Luego de su despido, Riaño Botina, viajó a Canadá donde, con base en historias fantasiosas, fabricó un caso de asilo.

Sus mentiras son absolutas. Hace poco, Univision -canal en el que el antiuribista Daniel Coronel Castañeda ejerce como presidente de noticias- entrevistó y le dio amplio despliegue a Riaño, quien, sin fundamento alguno, acusó ante la amplísima audiencia, que Álvaro Uribe había participado en los negocios ilícitos del Chapo Guzmán. 

La reacción no se hizo esperar, razón por la que Univision ordenó bajar esa falsa noticia de su plataforma. No obstante, el daño estaba hecho y las acciones judiciales no se harán esperar. 

Richard Riaño, que tiene la costumbre de hacer colectas de dinero a través de las redes sociales para sufragar supuestos viajes suyos a distintos sitios, o para financiar su modesta vivienda en Vancouver, ha llegado al nivel de señalar al presidente Uribe por violencia intrafamiliar.

Aquel es el nivel de indigencia moral de los más enconados opositores de Álvaro Uribe, cuyo testimonio es recibido emocionadamente por algunos sectores. 

Se trata de mentirosos indomables, sujetos que cautivan a un grupo de personas que se dejan seducir por sus difamaciones. Después de un tiempo, cuando los tienen suficientemente asegurados, piden dinero, porque en resumidas cuentas, son tipos que han hecho de su militancia antiuribista un negocio que les proporciona unos recursos económicos con los que pueden sobrevivir. 

Es cuestión de tiempo para que alguno de esos chisgarabises que tanta emoción despiertan en Petro y Gustavo Bolívar, salgan con alguna historia exótica como que Uribe está detrás del Corona Virus o de la disparada del precio del dólar. Cualquier estulticia, puede brotar de la boca de esos inmorales. 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 12 de 2020