Durante los días 8 y 9 de mayo, el Partido Conservador y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung, realizó en la Universidad Sergio Arboleda el primer encuentro internacional de partidos políticos de Centro Derecha. Diversos temas: Corrupción, participación política de la mujer,  liderazgo joven, economía social de mercado Vs. populismo, el posconflicto, política anti drogas.

El General Naranjo, hoy vicepresidente de la República, expresó sus preocupaciones por el micro tráfico de drogas ilícitas: “entre 4 y 6 toneladas métricas de clorhidrato se quedan en el consumo interno, es un problema de gran tráfico que se queda en el consumo interno”.

Comentó que: “el efecto de la revaluación del dólar ha servido de estímulo para la exportación del producto final resultado de los cultivos ilícitos y la producción de droga lo que ha incrementado el consumo de toda clase de sustancias ilícitas a nivel interno y externo”.

Sostuvo, que: “la prohibición de la aspersión en la frontera con Ecuador produjo el incremento de los cultivos de drogas en las zonas de frontera, que no se puede negar esa realidad”.

Resulta, por lo demás, curioso que sea el mismo vice Naranjo quien comente este punto teniendo en cuenta que él fue partícipe del proceso de negociación con las Farc y, que yo recuerde, el vice Naranjo nunca se pronunció al respecto. ¿Cómo porqué lo viene a decir ahora que es, precisamente, vicepresidente?

Nace, entonces, la pregunta: ¿Por qué el gobierno nacional de Juan Manuel Santos junto con su equipo negociador, incluido el vice Naranjo, permitió que se incrementaran los cultivos ilícitos en el marco de la negociación de paz con las Farc? ¿A cambio de qué?

El resultado de prohibir la aspersión aérea con el fin de erradicar los cultivos ilícitos de coca en las fronteras con Ecuador y Venezuela, como lo es la zona del Catatumbo, se encuentra a la vista: “Coca aumentó porque gobierno bajó acciones para evitar líos con Farc”. Así, lo advierte un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos”, tituló el diario El Tiempo.

“Estados Unidos, confirmó que se presenta un “dramático aumento” en la producción de coca y de cultivos ilícitos en Colombia durante el año 2016. El año pasado, sin embargo, EE. UU ya había documentado un incremento del 42 por ciento en el tamaño de los cultivos ilícitos (159.000 hectáreas) y del 60 por ciento en cuanto a la protección potencial de cocaína durante el año 2015” (Ver Informe sobre cultivos ilícitos en Colombia)

¿Por qué el Vice Naranjo no dijo nada en ese entonces?

De las conferencias, la que más me llamó la atención fue la que sostuvo el Fiscal General Néstor Humberto Martínez quien en su intervención comentó que “cuando yo llegué a la FGN, yo pensaba que vería una Colombia distinta, resulta que lo que estoy viendo es la Colombia de las alcantarillas”.

Y, lo que le falta por ver, señor Fiscal Néstor Humberto.

Hizo énfasis en el caso de corrupción de Odebrecht donde: “la cooperación internacional ha sido muy lenta” teniendo en cuenta que los fiscales de la región se pusieron como fecha límite el 1 de Junio para entregar un informe conjunto porque el caso de Odebrecht es un soborno de connotaciones internacionales para lo cual se requieren acceso de información con el fin de consolidar las pruebas. A nivel Colombia, sostiene que “antes del 30 de mayo presentará una rendición de cuentas”.

Pero, el de Odebrecht no es el único que tiene ocupado en la agenda al Fiscal Néstor Humberto. Lo tiene asombrado el cartel de la hemofilia en Córdoba donde unos operadores privados se apropiaron de los recursos de la salud por más de $40.000 millones.

“¿En cabeza de quien cabe crear toda una empresa criminal para apropiarse indebidamente de los recursos de la salud para el tratamiento de pacientes con hemofilia?”

“No será posible acabar con la corrupción hasta que no cambiemos nuestra cultura, por más que exista una política del Estado a favor de la lucha contra la corrupción con penas efectivas, si no cambiamos nuestra cultura para convertirnos en unas personas de bien para la sociedad de nada servirán las políticas del Estado en contra de la corrupción”, sostuvo el Fiscal Néstor Humberto.

Ese punto, el de la corrupción, sumado al proceso de paz con las Farc serán determinantes al momento de votar en las elecciones del 2018. ¿Será que la Colombia de las alcantarillas que está viendo el Fiscal Néstor Humberto le pasará la cuenta de cobro al gobierno amoral de JMS en el 2018?

Puntilla: Dice el General Nieto de la Policía: se les dice a los patrulleros que no salgan y salen, así o más. Francotiradores, ahora la guerrilla tiene francotiradores. ¿Alguien sabe dónde se encuentra Mindefensa Villegas?

@RaGomezMar

Publicado: mayo 16 de 2017