Esta ha sido una semana de cruce de cartas. La inauguró el expresidente Pastrana, a través de una misiva en la que le solicitó al presidente Uribe permitir que Marta Lucía Ramírez e Iván Duque sean quienes fijen las reglas para la elección del candidato único. En dicha misiva, Pastrana excluyó a Alejandro Ordóñez.

Pocos minutos después, el candidato uribista, Iván Duque reaccionó a través de una comunicación abierta, dirigida a Ordóñez y Marta Lucía: “Quiero insistir en una coalición incluyente, sin dogmatismos, plural, pero consistente y coherente, abierta y popular. Se trata de juntar visiones, sumar esfuerzos, unir liderazgos, compartir la tarea que demanda ganar la presidencia de la República en la primera vuelta de mayo próximo no podemos ser menores a ese desafío histórico”, puntualizó el candidato oficial del Centro Democrático que aprovechó el espacio para ratificar que el acuerdo debe ser de los tres aspirantes: “Pongámonos de acuerdo, los tres, sin exclusiones, en las reglas de juego de la consulta abierta del 11 de marzo. Ese es el mecanismo democrático, participativo, transparente que nos dará la unidad para ganar. Un proceso de emulación sana, positiva, que le dé optimismo a los colombianos”.

Así las cosas, continúa entonces la diferencia de criterios entre el sector pastranista que quiere sacar a Ordóñez de la carrera y el uribismo que defiende el derecho del exprocurador a hacer parte activa de la campaña.

Valga resaltar que Ordóñez podrá inscribir su candidatura, luego de que la registraduría certificara que 841 mil firmas de las presentadas por él son válidas. Así mismo, la doctora Marta Lucía Ramírez, podrá correr por el grupo significativo de ciudadanos denominado por una Colombia honesta y fuerte, al que le fueron convalidadas 440 mil firmas.

La coalición del NO es una mesa de tres patas, en la que cada una de ellas juega un papel fundamental. Sin el uribismo, se perdería el grueso de los votos. Sin Ordóñez, se estaría excluyendo a un importante nicho ciudadano que ve en el exprocurador a un líder natural. Así mismo, el pastranismo, que ha estado en la oposición a Santos, tiene una voz que no puede ser desdeñada.

Como bien lo ha dicho el doctor Duque, los líderes de la coalición no pueden ser inferiores al desafío histórico que se les presenta. Alejandro Ordóñez, por su parte acogió el llamado del candidato uribista, asegurando que “los tres, sin exclusiones ni politiquerías, debemos acordar las reglas justas para una consulta popular. Espero que Marta Lucía Ramírez cambie de parecer y haga parte de este llamado a la unidad”.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 18 de 2018