El proceso de Andrés Arias tardará meses o años, antes de que se resuelva si es o no extraditado a Colombia.

En el décimo piso de la Corte criminal del condado de Miami-Dade, a las 2 de la tarde empezó la audiencia presidida por la juez Alicia Otatzo-Reyes en la que se fijaron los pasos a seguir en el caso del exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias.

Hacia las 6 de la mañana del miércoles 24 de agosto, agentes federales irrumpieron en la casa del exfuncionario ubicada en un condominio en el barrio Weston, al noroccidente de la ciudad de Miami con una orden de arresto emanada por una solicitud de extradición proferida por la Corte  Suprema de Justicia que en julio de 2014 condenó a Arias a una pena de 17 años y 5 meses de prisión, luego de que fuera hallado culpable por los delitos de celebración indebida de contratos y peculado a favor de terceros.

Días antes de que la Corte Suprema colombiana profiriera la condena, el exministro Arias viajó hacia los Estados Unidos con el fin de pedir asilo político, solicitud que efectivamente fue presentada sin que hasta la fecha las autoridades migratorias hayan resuelto si conceden o no el refugio que se tramitó invocando persecución política.

A comienzos de 2015, al exministro Arias se le concedió un permiso temporal de trabajo que debe ser, de acuerdo con las leyes norteamericanas, renovado anualmente mientras se resuelve de fondo su situación migratoria.

Paralelamente al proceso de asilo de Arias, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos venía valorando la solicitud de extradición presentada por Colombia y sorpresivamente, cuando el asunto estaba olvidado, se produjo la captura del funcionario.

LOS IRREVERENTES estuvieron presentes en la corte durante la diligencia en la que la juez Otatzo-Reyes explicó que la justicia de los Estados Unidos no quiere que Arias esté libre mientras se resuelve si finalmente se le va a conceder el asilo solicitado, alegando que ese país está en la obligación de honrar el tratado de extradición que existe con Colombia.

Así mismo, la juez fijó para el viernes 26 de agosto una nueva comparecencia en la que se decidirá si Arias podrá o no salir libre bajo fianza. Expertos consultados por LOS IRREVERENTES dijeron que no va a ser fácil que la juez acepte imponer una fianza y es muy probable que su decisión sea la de ordenar que Andrés Felipe Arias continúe privado de la libertad mientras se lleva a cabo la audiencia en la que se decida si se concede o no la extradición introducida por el Estado colombiano.

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el abogado Emmanuel Pérez, representante de Arias, explicó que este es un caso muy complejo pues se trata de una solicitud de extradición en momentos en los que hay en marcha un proceso de asilo que aún no ha sido negado. “La extradición de Andrés Felipe Arias no se puede conceder tan fácilmente porque él es un perseguido político en Colombia”, aseguró Pérez. Además, para la defensa del exministro no está claro que los delitos por los que él fue condenado en Colombia sean delito en los Estados Unidos, razón por la que consideran que ese detalle impediría que el juez ponga luz verde a la extradición.

Infografia

 

Lo que sigue

En dos semanas será la audiencia en la que el juez decidirá si concede o no la extradición. De acuerdo con el abogado Pérez, si el juez acepta entregar a Arias a la justicia colombiana, él podrá presentar una apelación ante la corte de apelaciones del estado de la Florida. El problema es que dicha apelación puede tardar más de un año, tiempo que el exministro tendrá que pasar privado de la libertad en caso de que no se le conceda el beneficio de libertad bajo fianza.

Así mismo, él podrá invocar la “Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” de la que Estados Unidos es suscriptora. Es posible que ese tratado de las Naciones Unidas sea el salvavidas con el que Andrés Felipe Arias logre sortear el mal momento por el que está pasando y evite ser enviado a Colombia a cumplir la pena que le fue impuesta por la Corte Suprema de Justicia.

Lo cierto, por ahora, es que el proceso tomará tiempo y el resultado final de este nuevo capítulo del escándalo de Agro Ingreso Seguro no se conocerá en pocos días.

 

@IrreverentesCol