El pasado domingo tuvimos la oportunidad miles de bogotanos y de colombianos de otras ciudades de salir a marchar en un festival de democracia, sin vidrios rotos, sin vandalismo, sin pintar paredes,  en apoyo a nuestros héroes, el ejército y la policía nacional que por estos días han estado golpeados por los acontecimientos sociales y de orden público del país, también lo hicimos para defender la institucionalidad ya que independientemente de estar de acuerdo o no con el gobierno actual, las instituciones se deben respetar. La marcha fue un gran éxito, mucha concurrencia, pero durante todo el trayecto fuimos atacados por jóvenes que están contra el sistema, contra todo, que destilan un odio muy grande, debemos llegar al fondo de esto y tomar correctivos.

Se pregunta uno como un gobierno con uno de los presidentes más jóvenes de la historia y un gabinete igualmente joven, ha sido uno de los más alejados de esta, no hay conexión, Los tiempos cambian más rápido que las políticas y debemos actuar.

El empresariado en general de Colombia es reconocido internacionalmente, muchas de nuestras compañías hoy son multilatinas, operan en muchos otros países con éxito, adicionalmente siempre por lo general han sido cumplidas con la sociedad y los colombianos, generan una gran cantidad de empleo formal, han pagado impuestos y le han apostado al país dentro de todas las dificultades a través del tiempo, el problema a mi modo de ver es que desafortunada mente no ha sido suficiente, la coyuntura actual de país exige que tengan que dar más, no limosnas, necesitamos un verdadero compromiso adicional.

Si el país político y el país empresarial no hacen un compromiso de trabajar juntos, podemos perderlo todo, de nada sirve haber sido eficiente por décadas, tener un muy buen Ebitda, haber generado unas grandes utilidades durante muchísimos años, ser reconocido internacionalmente si entregamos el país en las próximas elecciones a la izquierda radical que acabo con un país como Venezuela, muchísimo más rico que nos nosotros.

Deben entonces hacer los empresarios un pacto trascendental para el futuro del país y de los jóvenes, que en su gran mayoría no han tenido oportunidades, que su educación no ha sido la mejor por cuenta de acuerdos y pactos con siniestros sindicatos como Fecode, que les han venido lavando el cerebro con una realidad que no es y que gran parte de nuestro futuro está basado en el inconformismo de ellos.

Darle una oportunidad de vida a esos jóvenes es indispensable y necesario, es la solución, así se bajen las utilidades de las empresas, sus márgenes no sean tan eficientes en estándares internacionales.

Mi propuesta es que agranden su nómina en un 10%, solo para jóvenes hasta de veinticinco años, de manera que podamos bajar ese desempleo juvenil y esa falta de oportunidades que hoy en día tienen y que los tiene en la calle, en el vicio y en el vandalismo.

Una golondrina no hace verano, sé que algunas compañías ya trabajan en esto, tampoco es suficiente, debe ser una ola nacional, un pacto de todas para lograr el cometido propuesto de lo contrario como lo he dicho anteriormente podemos perder mucho más.

Aunque todas las compañías son diferentes, hice un ejercicio con un balance tipo con bastantes gastos de personal y el resultado es el siguiente:

Como ven al final, se ve una disminución de casi el 25% de las utilidades, pero es claramente mejor que perderla toda con un gobierno expropiador de izquierda.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: junio 7 de 2021