Poco se ha vuelto a saber del exministro Juan Carlos Pinzón, quien es una de las personas que mejor conoce la seguridad nacional, asunto que viene manejando desde que fue viceministro de Defensa del presidente Uribe. 

Ahora, que se ha visto una agudización de las amenazas del dictador Maduro contra Colombia, LOS IRREVERENTES hablaron con él, con el propósito de oír sus puntos de vista, respecto de la amenaza que se cierne sobre nuestro país. 

En el diálogo, Pinzón partió advirtiendo que “el régimen de Maduro utiliza varias herramientas para maltratar a Colombia. Nadie se puede equivocar: la agresión asimétrica que realiza dicho régimen, no es contra el presidente Duque; es contra el pueblo colombiano y contra los intereses democráticos del país”. 

Voces muy calificadas, coinciden al afirmar que Venezuela se convirtió como Irán, Siria o Corea del Norte, en un Estado terrorista. Desde finales de 2018, la administración Trump viene evaluando la posibilidad de incluir al vecino país en la lista de países patrocinadores de actividades terroristas. 

En criterio del exministro Pinzón, “Maduro utiliza al ELN como quinta columna en territorio colombiano para realizar acciones de terrorismo. El ELN es un intermediario del uso de violencia contra el pueblo colombiano de manera calculada, y busca debilitar la democracia y alcanzar concesiones políticas para imposibilitar la acción del Estado”. 

El gobierno del presidente Duque tomó la decisión de solicitar la reactivación de las Circulares Rojas de Interpol contra los cabecillas del ELN. Alias GabinoPablo Beltrán Antonio García, entre otros jefes del terrorismo, están en la mira de las autoridades nacionales. Pinzón, no duda en afirmar que “la organización política y de inteligencia de Maduro protege a la comandancia y los negocios criminales del ELN y la retaguardia de las Farc en su territorio. Maduro facilita la presencia de distintos delincuentes en su país, con lo cual está patrocinando la violencia en Colombia”. 

Sobre la migración masiva de venezolanos a Colombia, un fenómeno que se ha convertido en un verdadero problema para nuestro país que, sin tener la infraestructura ni los recursos suficientes, ha recibido a más de 1.5 millones de personas, Juan Carlos Pinzón tiene una lectura interesante, pues en criterio suyo, “Maduro y sus aliados políticos se han encargado de promover la inmigración diaria de miles de personas”. El objetivo de ese desplazamiento humano consiste en “reducir la oposición y minimizar los costos sociales, al transferirlos a otros países. De hecho, utiliza esa herramienta para infiltrar agentes, cuya misión consiste en desestabilizar las instituciones y aquello resulta en un elevado costo social y de orden público para Colombia”. 

Como regla general, los tiranos someten a sus pueblos al hambre y las penurias, mientras invierten buena parte de sus recursos en armas. 

El Global Hunger Index -Índice Global del Hambre- se encarga de medir los niveles de desnutrición de los países. Para el año 2019, Venezuela obtuvo el puntaje mayor en Suramérica: 16.9 puntos. En todo el continente, solo es superada por Guatemala y Haití. 

“El régimen de Maduro, aunque tiene un pueblo empobrecido y pasado por hambre, prefiere gastar grandes recursos en elevar el alistamiento militar, acallando el descontento de sectores de las fuerzas armadas, pero reflejando una actitud amenazante en términos de capacidades militares hacia Colombia, lo que coincide con varias provocaciones que han realizado en los últimos años, incluso en territorio colombiano”, asevera Pinzón.

Las cifras confirman sus palabras. Según las estadísticas de SIPRI -Stockholm Peace Research Institute-, uno de los tanques de pensamiento más prestigiosos del mundo en materia de gasto militar, el presupuesto para defensa y seguridad de Venezuela, aumentó en el 113.07% entre 2016 y 2017. Al decir popular, mientras los militares son acallados con el “bozal de arepa”, 4.6 millones de venezolanos padecían desnutrición al finalizar 2019. 

El dictador Hugo Chávez, repetía insistentemente que Colombia era “el Ayacucho” del siglo XXI, en referencia a la batalla que cerró la independencia hispanoamericana. Para nadie es un secreto que nuestro país es la joya de la corona para el socialismo del siglo XXI. En su diálogo con este portal, el doctor Pinzón Bueno, reflexionó sobre el particular: “Los cabecillas del régimen venezolano buscan debilitar a Colombia, romper la relación estratégica que tenemos con los Estados Unidos y utilizar nuestro sistema democrático para que, a través del mismo, sucumba nuestro régimen de libertades y éste quede en manos de personas afines a sus intereses criminales, caudillistas y antidemocráticos, o en su defecto e manos de personas que puedan servir de idiotas útiles para abrir el espacio a expresiones radicales disfrazadas, que puedan llegar al poder en el futuro”. 

Antes de finalizar el diálogo, Pinzón hizo un llamado que merece ser atendido: “Los líderes de Colombia, afectos a la democracia y convencidos de las instituciones, no se pueden equivocar. Por sacar provecho político interno, o tomar ventaja en la coyuntura, sería muy grave desestimar la agresión asimétrica a la Colombia está siendo sometida. Esto es un asunto de Estado y en consecuencia, se requiere la comprensión y la alineación de todas las fuerzas vivas de la Nación. Debemos actuar en bloque para impedir que esta situación escale, e incluso hasta derive en un conflicto armado, escenario que se debe evitar a toda costa”.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 24 de 2020