Apoyó como nadie la dictadura venezolana, pero siete años después busca desmarcarse de ella.

Para la historia quedará que Juan Manuel Santos fue cómplice de la dictadura venezolana. Hace aproximadamente 3 años, el Nobel de la paz entregó dos estudiantes opositores a Nicolás Maduro; estos jóvenes han sido torturados en numerosas ocasiones por el SEBIN y han intentado suicidarse como consecuencia del aislamiento y los maltratos a los cuales han sido sometido.

Otro de los acontecimientos que vale la pena recordar es cuando le entregó al narcotraficante Walid Makled a Nicolás Maduro; muy a pesar que lo estaba pidiendo Estados Unidos. Durante todos estos años se hizo evidente como Nicolás Maduro era el que mandaba en la relación entre los dos países.

Juan Manuel Santos se desmarcó de la dictadura de Nicolás Maduro, pero no podemos confiar en los alcances del cínico Nobel.  Es importante recordar que 3 miembros de la Guardia Nacional Venezolana desertaron y pidieron asilo político en Colombia hace pocos días. Así pues, es fundamental estar pendiente de lo que pase con este caso y estar atentos que Santos no vaya a entregar a estos valientes ciudadanos.

Venezuela esta al borde de una guerra civil y los cómplices de la dictadura huyen como ratas del barco. Para la historia quedará como estas personas también son responsables de la lamentable tragedia que vive nuestro país hermano.

Los jóvenes latinoamericanos jugamos un papel fundamental en la crisis que hoy vive Venezuela. Es primordial que nos unamos y que les demostremos a nuestros hermanos venezolanos que somos uno solo.  Es importante mostrar que la complicidad de Santos a la dictadura, no nos representa como colombianos y que nosotros somos mucho más que eso.

La dictadura se encuentra en una fase terminal y tenemos que presionar para que llegue pronto a su fin. Muy a pesar, de los Santos y los cínicos que la apoyaron por muchos años.

@josecuellob

Publicado: abril 27 de 2017