Colombia es un país de contradicciones fuertes  las personas lanzan ataques a otras sobre temas que después reclaman, Iván Cepeda se enfurece porque lo investigan y alega testigos falsos pero cree tener el derecho a vociferar que los testigos contra el Senador Uribe son certeros e infalibles así se demuestre lo contrario.

Las personas se enervan por ver a Samuel Moreno en la calle sin esposas pero custodiado por el INPEC pero celebran que las FARC monten en catamarán, tomen trago en la bodeguita del medio y vayan al concierto de los rolling stones en Cuba. La misma gente que ve con buenos ojos que los mas grandes hampones del siglo pasado y de este, esto es las FARC no pasen un día en la cárcel son los que piden que se persigue y encarcele a toda persona que haya pasado por el gobierno de ALVARO URIBE POR ESE SOLO HECHO SIN BENEFICIO si quiera de la duda.

Lo peor de la presidencia de Santos ha sido Santos, ha nombrado ministros del medio ambiente que no solo desconocen el tema por completo sino que benefician a quienes perjudican el entorno natural, tiene a la familia cárdenas como herederos perpetuos de su padre como si la labor del gran Jorge Cárdenas fuera digna de reconocimiento, el país no puede olvidar que una de las joyas de la corona se acabo precisamente durante el periodo del gran patriarca cárdenas, la flota mercante gran colombiana, ahora viven de premios que nadie sabe por que fueron concedidos al mejor ministro de hacienda de América, el mismo que no puede comprar un tiquete en económica y lograr que lo asciendan de clase, el que cree que vivir en la económico es lo justo en vez de tratar de encontrar la grandeza del país y sus riquezas, el mismo cuya hermana ha sido embajadora sin la más mínima preparación en relaciones internacionales y con logros escasos si es que lo ha tenido, un gran ministro ha sido Cárdenas eso sí, para que la economía no sufra más de lo que ya sufre con multimillonarios contratos a su hermano Jorge Hernán, quienes dicen las malas lenguas, que para la moción de censura promovida a su hermano si corrió como niño a implorar el apoyo de Uribe Vélez en el congreso utilizando diversos conductos.

En el país de las contradicciones los supuestos enemigos de la paz, son capaces de marchar sin ocasionar un solo perjuicio al estado y sus Bienes, en cambio los famosos amigos de la paz en cada protesta generan violencia y vandalismo.  Mi irreverencia radica entonces en entender, sin haber votado jamás por Álvaro Uribe, que ningún colombiano debe ser perseguido ni sus derechos violentados a manos de quienes no respetan los derechos que reclaman. ARRIBA LA IRREVERENCIA!

@CancinoAbog