Exclusivo LOS IRREVERENTES. Investigación por el caso de Fidupetrol se enfocaría en los magistrados Alberto Rojas y Jorge Iván Palacios.

El abogado de la empresa Fidupetrol Víctor Pacheco, condenado a 28 meses y 24 días de prisión luego de haber aceptado el delito de tráfico de influencias de particular, sufrió un fuerte revés en la corte suprema de justicia, corporación que el pasado 1 de febrero rechazó una demanda de casación de la sentencia que le fue impuesta y confirmada por el tribunal superior de Bogotá.

Entre las consideraciones de la demanda, se lee un hecho trascendental que tiende a demostrar que el magistrado Jorge Ignacio Pretelt, procesado por el escándalo de Fidupetrol, no tuvo ninguna participación en los hechos que son objeto de investigación.

En efecto, cuando fue capturado, Pacheco no negó haber cometido el delito de tráfico de influencia “en lo que concierne a la selección de la tutela de Fidupetrol”. Aquello significa que el abogado condenado reconoce haber ejercido presión sobre los magistrados que seleccionaron la acción de tutela impetrada por la empresa que él representaba.

Como se ha evidenciado, los magistrados que integraron dicha sala de selección fueron Alberto Rojas Ríos y Jorge Iván Palacios.

En la demanda de casación rechazada, la defensa de Víctor Pacheco alegó que a su cliente “sólo puede atribuírsele el tráfico de influencias en lo que atañe a la selección de la tutela, mas no a lo ocurrido con posterioridad”.

En ese sentido, el proceso de Fidupetrol tomaría un rumbo distinto y se enfocaría en los dos magistrados ante los que Víctor Pacheco ejerció influencia: los doctores Rojas y Palacios.

Y de alguna manera, en su fallo del pasado 1 de febrero, la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, se sintoniza con esa tesis. En criterio de los 9 integrantes de aquella célula, Pacheco era consciente de la gravedad del delito que estaba cometiendo al ejercer influencia indebida sobre los magistrados que seleccionaron la tutela en cuestión: “…la actividad desplegada ante los magistrados de la corte Constitucional era indebida, pues el procedimiento para la selección de las acciones de tutela se encuentra reglado por la ley y debe ser respetado y acogido por los usuarios de la administración de justicia”.

Hasta ahora, el proceso se ha enfocado en Jorge Pretelt quien fue separado de su cargo por el senado de la República, pero con esta nueva ratificación de Víctor Pacheco y el reconocimiento que sobre el particular ha hecho la corte suprema de justicia, no se descarta que la justicia investigue a fondo la actuación de los magistrados Palacios y Rojas, quienes fueron los encargados de seleccionar la tutela de Fidupetrol.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 21 de 2017