Del 27 de junio al 27 de julio, la Registraduría Nacional del Estado Civil tiene en su calendario como lapso para que los diferentes partidos y movimientos políticos o grupos significativos de ciudadanos inscriban ante tal ente las listas a corporaciones colegiadas o a cargos uninominales como alcaldías y gobernaciones a lo largo y ancho del país. Por ende, a partir de este momento inician los partidos a expedir avales, los cuales son la invitación oficial para que el avalado, es decir, el candidato, pueda participar en la fiesta democrática del 27 de octubre.

Este hecho (los avales) aclara sin duda alguna enormemente el panorama político y electoral que hasta el momento se observaba bastante incierto. Estas elecciones serán atípicas, o por lo menos lo serán en mi departamento. Al momento de escribir este texto la ciudadanía payanesa y caucana no tiene claridad respecto a quiénes son los más opcionados a disputar la alcaldía de la capital y la gobernación. Este escenario un tanto demorado (para lo que se tiene costumbre) ha permitido que diversos nombres salgan a flote y la opinión les conozca.

Seguramente habrá nombres que unos sectores les aprecian y otros no tanto, como es lo usual. Pero lo que realmente importa es que la ciudadanía escuche con mucha atención y estudie con dedicación las hojas de vida personales y profesionales de cada candidato, además de tener presente su propuesta, y ya con estos tres elementos el futuro elector podrá tomar una decisión sana y seria para consigo mismo pero especialmente para con el municipio y departamento.

Siempre he dicho que el ciudadano de hoy se encuentra más informado y formado, lo cual ha permitido que no trague entero todo lo que dicen o prometen en campaña algunas candidaturas. Esa madurez electoral beneficia al colectivo, que es lo que debe primar en realidad.

Escuchemos, preguntemos, analicemos y reflexionemos a cada candidato, a cada campaña e invitemos a familiares y amigos a que hagan lo propio. Y algo que es en extremo vital, no nos olvidemos del ser, es decir, de la calidad de ser humano que debe existir en nuestros próximos dirigentes. A veces nos preocupamos más por el saber y el hacer y dejamos de lado el ser. Sensibilidad es lo que necesita hoy la política, que más que ver un voto se vea a una persona, más que ver al político se vea a la persona, porque a final del día interesa más ello que cualquier cantidad de títulos.

Trabajemos para que obtengamos un mejor presente y un futuro más estable, se puede si todos nos colocamos la camiseta.

@AndresSaavedra_

Publicado: junio 27 de 2019