La procuraduría se pronunció y solicitó que la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) debe ser administrado a las niñas entre los 9 y los 17 años, sin importar si están o no están estudiando.

En el país las cifras de cáncer de cuello uterino siguen siendo elevadas, pues es la tercera de causa de muerte por cáncer, 7 de cada 100.000 mujeres mueren como consecuencia de esta enfermedad, la cual es totalmente prevenible por la detección temprana a través de la citología cervicovaginal anual y la aplicación de la vacuna que resulta ser altamente eficaz. En estudios que llevaron a la aprobación de Gardasil, se encontró que proveen entre 97% y 100 % de protección contra infecciones causadas por diferentes tipos de VPH a nivel de cuello uterino, de vulva y de vagina.

Es de vital relevancia que el ministerio de Salud y Protección Social amplíe la cobertura de esta vacuna a los niños entre 9 y 17 años, pues de esta manera estaríamos controlando el desarrollo de la enfermedad por todos los frentes. Además es función del ministerio y de las secretarías de Salud del país, establecer lineamientos para divulgar la información detallada y veraz acerca de esta inmunización, ya que por el caso desafortunado que se presentó en un grupo de niñas en el Carmen de Bolívar, se tiene un concepto erróneo de los efectos que pueden desencadenarse.

Se ha demostrado ampliamente que dicha vacuna no es causante de efectos adversos que pongan en peligro la vida de los adolescentes, no hay un solo estudio que indique que sea desencadenante de enfermedades autoinmunes, por el contrario brinda una protección importante, que se verá reflejada en 20 años como resultado de una medida de salud pública al disminuir los casos cáncer de cuello uterino.

La Organización Panamericana de la Salud en una carta enviada al viceministro de Salud, enfatizó que “no existen evidencias de asociación causal entre la administración de la vacuna contra el VPH y la ocurrencia de enfermedades autoinmunes”. Hace referencia a un análisis del Comité Consultor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, basado en un estudio realizado en más de 2 millones de menores en Francia, en el cual “no se observó un incremento de riesgo para la ocurrencia de enfermedades autoinmunes en las niñas vacunadas con VPH”.

En consecuencia, la aplicación amplia y efectiva de todas las vacunas disponibles en el país debe continuar, debe reforzarse la información acerca de las mismas, en especial de la vacuna contra el VPH,  en todos los escenarios posibles y lograr las metas para que en la población colombiana disminuya la aparición de enfermedades inmunoprevenibles.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 17 de 2017