El doctor Antonio José Cancino, uno de los más importantes abogados, marcó con letras diamantinas la historia del derecho colombiano.

Cancino, un maestro de maestros

Con tristeza, el país registró el fallecimiento del doctor Antonio José Cancino, sin lugar a dudas uno de los juristas más lúcidos y destacados de los últimos tiempos.

Formado en la universidad Externado de Colombia, el doctor Cancino marcó con letras diamantinas a la academia y al ejercicio del derecho penal.

Quienes tuvieron el honor de ser sus alumnos coinciden en afirmar que sus cátedras eran unas deliciosas lecciones de justicia, de dogmática y de cultura general.

Sus intervenciones en los despachos judiciales, eran acogidas con respeto reverencial por sus contrapartes, quienes reconocían en él un rival implacable, pero respetuoso y leal.

Cancino, durante su defensa del expresidente Samper.

Protagonista en los grandes procesos

El doctor Cancino fue protagonista de los grandes procesos en las últimas décadas. Fue el abogado de la familia Gilinski en el famoso pleito con el denominado sindicato antioqueño por el antiguo Banco de Colombia, hoy Bancolombia.

Era un hombre de academia, hecho que se ve reflejado en los muchos libros que publicó, entre ellos Genética y derecho y penal, Derecho penal y sistema acusatorio en Iberoamérica, Delitos contra la Administración Pública y Derecho y periodismo.

Exponente de una profesión liberal

El derecho es una profesión liberal, hecho que se hace aún más evidente en la práctica de la defensa penal.

Reiteradamente, se comete un error imperdonable por parte de algunos sectores de la opinión pública: achacarle las conductas del procesado al abogado que lo representa.

Todo el mundo tiene derecho a una defensa y esa máxima sí que fue enaltecida, defendida y profesada por el doctor Antonio José Cancino.

El Dr. Cancino, el día de su matrimonio con la abogada Emilssen González

Señalamientos injustos

En medio del proceso 8000, el doctor Cancino fue contratado por Ernesto Samper para que ejerciera su defensa. Es natural que los delincuentes busquen los servicios de los mejores profesionales del derecho penal.

La destreza de los penalistas no se demuestra en la defensa de los inocentes, sino, precisamente, en la representación de los culpables. Su desafío profesional, intelectual y humano consiste, en encontrar la mejor solución para sus clientes.

Cancino hizo una defensa magistral de Samper. Aunque no hay duda alguna de la responsabilidad del expresidente, el abogado logró sacarlo adelante. Para eso fue contratado y cumplió la misión que le fue delegada.

Inaceptablemente, el doctor Cancino fue señalado por algunos sectores radicales y fanáticos de la opinión pública, como si él fuera responsable por los delitos cometidos por Samper.

Ese clima de crispación y los señalamientos descomedidos de que fue objeto, se tradujeron en un atentado que fue perpetrado en su contra hace 22 años y que cobró la vida de sus escoltas. El jurista que fue herido en una de sus piernas, milagrosamente sobrevivió a ese atentado.

Solidaridad con su familia

En este momento de tristeza, va un sentido mensaje de solidaridad con su viuda, la también jurista y académica, doña Emilssen González de Canicno, a sus hijos Gabriel, Iván –destacado penalista y muy leído columnista de este portal- y Andrés. A sus nietas Alicia, María Camila, Juliana y a su nieto Santiago, nuestro sentimiento de pesar.

El funeral tendrá lugar el jueves 27 de septiembre a las 2.00 pm en la Parroquia Santa Clara de Asís, en la ciudad de Bogotá. (Calle 98 #9-04)

Paz en la tumba de ese gigante del derecho colombiano, doctor Antonio José Cancino Moreno.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 28 de 2017