Se decía, con una pérfida ingenuidad, porque a veces la ingenuidad es la horca de parra de ciertas perfidias, que por desgracia se deslumbraba, y con eso parecía que querían robarse al presidente conservador,

(Silencio en el auditorio).

Un panorama poco halagador para la vida política colombiana.

Laureano Gómez siempre dominante, impetuoso.

(Silencio en el auditorio)

En opuesta oposición al señor Laureano Gómez el señor Gaitán haciendo invivible la vida colombiana.

(Silencio en el auditorio)

Yo, nunca he ocultado eso, ni jamás lo ocultaré.

Y, ellos lo saben y él lo sabe.

Tengo admiración por la personalidad de Laureano Gómez.

Me encuentro a un abismo de sus ideas pero yo que no soy un sectario destaco al hombre… Jorge Eliecer Gaitán.

Decía Jorge Eliecer Gaitán, con una cierta ingenuidad porque la ingenuidad es la horca de parra de ciertas perfidias. Y, vaya ingenuidad la que está viviendo el pueblo colombiano bajo el régimen de JMS Kerenski.

La semana pasada fue desastrosa. No solamente, desastrosa, sino vergonzosa, desde todo punto de vista al ver cómo la sociedad colombiana no aprende de los errores.

Einstein, a su vez, comentó que locura es cometer el mismo error dos veces.

Pues, bien. Los colombianos, pareciera que estuvieran dispuestos a cometer el mismo error no solamente dos veces, sino todas las veces que sea necesario con tal de sostener al régimen de JMS Kerenski.

Vuelve a la palestra JMS Kerenski, a raíz del comentario de un contertulio a la hora del almuerzo durante las múltiples reuniones acontecidas en Bogotá con motivo de la bomba atómica judicial producida por el escándalo de corrupción en las altas cortes.

La sociedad en general está inquieta, preocupada por el devenir.

Al preguntarle: ¿Usted por cree que le puse JMS Kerenski? Su respuesta fue contundente: ¡por traidor! Sin comentarios.

El Barquero: William Calderón, a su vez, organizó una bien interesante tertulia a la hora del almuerzo.

Asistieron personajes de la talla del doctor Julio Cesar Ortiz, ex magistrado de la C.C y del C.S.J quien introdujo la reunión con una profunda reflexión sobre los diferentes acontecimientos acontecidos con respecto a la corrupción de toga y birretes en las altas ramas del poder judicial.

El abogado Clímaco Giraldo, quien me confiesa que prefirió dejar su tarjeta de abogado guardada en el cajón del escritorio con tal de no ver la corrupción existente.

El doctor Oscar Jiménez Leal, quien fuera defensor del Dr. Fernando Londoño ante el CNE.

El senador 103, Javier Hoyos, quien hizo una profunda reflexión sobre la reforma electoral en curso.

El abogado Oscar Iván Palacio, el diferendo limítrofe en Belén de Bajirá.

El exviceministro médico abogado doctor José Cuervo la crítica situación del sistema de salud.

El abogado doctor Mario Solano, excontralor de Bogotá.

Almuerzo diverso, de diferentes sectores preocupados por lo que está sucediendo.

El suscrito, simplemente, se refirió para producir el siguiente comentario.

Durante el 8.000, todos los poderes existentes: ejecutivo, legislativo, judicial, sostuvieron al régimen del elefante a cualquier costo.

Cuando se otorgaron las licitaciones de los canales privados de televisión de lo que hoy se conoce canal Uno, en ese momento el sector privado se amangualó. Hicieron una manguala de intereses privados públicos con un solo fin: sostener al elefante. Una APP que llamarían hoy.

De la misma manera, el régimen de JMS Kerenski ha logrado construir unas APP con el fin de sostenerse en el poder a toda costa con los resultados conocidos.

Yo, me pregunto como un simple ciudadano de a pie: ¿Qué le estamos dejando a nuestros jóvenes como sociedad? ¿Ese, es el ejemplo a seguir? ¿Cómo dejar enseñanza a esta generación con el ejemplo tan bochornoso que nos está dejando la clase dirigente del país?

Porque hay que ver, ¿no?

El silencio de los gremios.

El silencio cómplice de los medios de comunicación.

El desprestigio infinito de los poderes: ejecutivo, legislativo, judicial.

Mientras tanto: Los dineros adjudicados para la construcción de la vía Ocaña Gamarra, ¿dónde están? ¿Los Odecbrecht? ¿Los de Saludcoop? ¿Los de Isagen? ¿Los de Reficar?

Mientras tanto, francotiradores, snipers, asesinan a nuestros soldados y policías con tiros de gracia en Norte de Santandander, Catatumbo.

Uno de los contertulios plantea la siguiente reflexión: ¿Estamos ad portas de vivir un situación similar a como la que se vivió en el plebiscito de 1957 donde las gentes salían a votar en masa en contra de todo lo que estaba pasando en ese momento?

¿Estaremos ad portas de una implosión democrática en el 2018? Puntilla: El desprestigio del Partido Conservador, ahora con déficit superior de $ 4.000, ¿para cuándo la renuncia al DNC, señores?

@RaGomezMar

Publicado: agosto 22 de 2017