Por Leonardo Pumarejo #ColumnistaInvitado

Un error de 8 años nos costó un mal acuerdo firmado en la Habana, entre Juan Manuel Santos y las Farc, ha desencadenado un sinfín de actos terroristas a cargo de las bandas criminales y las estructuras organizadas al margen de la ley.

Al firmar un acuerdo en el que un estado se arrodilla ante un grupo criminal, y le concede impunidad por todos sus delitos atroces, inmunidad política, blindaje constitucional, derechos políticos inmediatos, curules en el congreso sin ganarse un voto de opinión, financiación del partido político, salarios mensuales, emisoras para reproducción de sus ideales socialistas, etc. Permite a todo costo que sea un bocado que a los ojos de cualquiera apetecería.

Debido a todas esas concesiones estatales, hoy en día el país retrocede casi 20 años, cuando las personas que vivían en las zonas aledañas a los puntos de concentración guerrillera, sufrían de las llamadas “pescas milagrosas”, los retenes, los secuestros,  a manos de los grupos terroristas. Hoy se ve como un grupo narcoterrorista como el ELN intenta llamar a toda costa la atención del estado asesinando policías, secuestrando, activando artefactos explosivos, para que el gobierno se vea presionado y se obligue a tener que sentarse en la mesa de negociación a otorgarle las mismas o mejores concesiones de las que les otorgó a las FARC.

Ningún grupo terrorista hoy en día aceptará tener que pagar sus delitos en una prisión, que no les otorguen participación en el congreso, que no les financien su partido, y ¿porque deberían hacerlo?, si a otro grupo que realizo los mismos y hasta peores delitos como la violación a menores de edad, cuellos bomba, masacres, se los otorgaron. Hoy se encuentra en negociación el ELN, mañana serán las bandas criminales que gracias a la inoperancia del gobierno en conexidad con las autoridades departamentales han permitido su incremento en cantidades absurdas, ¿que será del congreso de la república en diez años? ¿Tendremos representación de las FARC, ELN, CLAN DEL GOLFO, URABEÑOS?, ¿Ocuparán la mayoría del congreso de la república?

Es irónico que tilden al expresidente Álvaro Uribe Vélez de “paraco”, guerrerista, cuando siendo presidente desmovilizó a los paramilitares, envió a sus cabecillas a pagar prisión en instituto carcelario, los que debían condenas en el extranjero autorizó su extradición, creó una ley llamada Justicia y paz, donde otorgó beneficios de reducción de las penas a quienes cumplieran con los pilares de la justicia transicional verdad, justicia y reparación, entre 5 a 8 años de prisión en ente carcelario, no les otorgó curules en el congreso, no les financió el partido político, no les pago salarios mensuales de los cuales muchas personas de bien no se ganan, y aun así es paramilitar y le gusta la guerra.

Hoy se vislumbra como solución a la opresión guerrerista Gustavo Petro según las encuestas de intención de voto, una persona que fue guerrillera del M – 19, que considera como genios los macabros pensadores y ejecutores de la toma al palacio de justicia, quien sostiene reuniones privadas filtradas con los cabecillas de las FARC, y quien en entrevista publica promete iniciar la expropiación de la propiedad privada maquillándola con incentivar las tierras productivas y el derecho a la igualdad, ¿Qué rumbo queremos darle a nuestro país?, recuerden que Hugo Chávez antes de ser presidente, prometió proteger los intereses de todos los venezolanos, y velar por el socialismo, los pobres y minorías, y  20 años después seguimos viendo las atrocidades de esa tiranía que se gestó desde 1998. Tenemos un espejo lamentablemente en la hermana república de Venezuela, donde gracias a ese socialismo infundado, se han visto obligados a abandonar su país en busca de comida, empleo, y vivienda. Se es izquierdista hasta que se llega al poder, luego se muestran las ambiciones de riqueza y poder, y con ello llegan, las malas políticas públicas, la mala administración de los recursos estatales, se acaba con la empresa privada, con la confianza inversionista, y poco a poco se destruye económica y moralmente un país.

Estamos en un momento coyuntural de la historia, donde en caso tal de que llegue la izquierda al poder, les entregamos el tridente de Poseidón para que nos sumerjan en años de desgracia, expropiación, hecatombe de la empresa privada, y pobreza extrema, no podemos cometer el mismo error de 8 años atrás, estamos a tiempo de decidir en las urnas que destino le queremos dar a nuestro amado país.

“Los primeros cristianos decían: ‘Todo lo mío es tuyo’, los socialistas dicen: Todo lo tuyo es mío.”

WINSTON CHURCHILL

@Leonardojpuma

Publicado: febrero 9 de 2018